Envejecer o morir…

Esta es la cuestión…
Todos los primeros de septiembre desde que estoy trabajando me planteo lo mismo… si he estado levantándome una hora antes y ya tengo más o menos asimilado este hecho… ¿por qué no me sigo levantando a la misma hora y salgo del trabajo antes…?

Esto se debe a que he sido beneficiada con la jornada intensiva, por lo que he estado llegando al trabajo sobre una hora antes a como lo tendré que hacer a partir de ahora, claro, es opcional, también trabajo en una de esas empresas modernas en las que el horario es flexible, por lo que puedo llegar con una hora más o menos sobre la hora de entrada.

Sería genial salir una hora antes… sobre todo en el invierno profundo cuando a las seis empieza a anochecer por todo el país, sería genial, que aunque hiciera un poco de trabajo extra me diera tiempo a ver de refilón la luz del sol, sería maravilloso, tener toda la tarde por delante, para pasear a Mascota y hacer alguna labor de supervivencia en casa.

La triste realidad, es que si a las seis empieza a anochecer, a la hora que me tengo que levantar es la noche profunda, y me da una pereza enorme salir de la cama, puedo salir, después de media hora dándole al botón de dormir un poquito más del despertador, me puedo arreglar y todo eso… pero salir a la calle todo oscuro… uff… eso ya si que me da respeto, así que si no me voy a atrever a salir… ¿para qué levantarme? No sé si soy miedosa o vaga… más de lo que quiero reconocer, obviamente.

Por otro lado está la posibilidad de que me acostumbre a levantarme temprano, que me haga una mujer hecha y derecha y que atienda a todas mis responsabilidades a tiempo, eso también es un arma de doble filo, desde que empecé a trabajar hasta el día de hoy he reducido en dos horas mi permanencia en la cama los sábados, es posible que hasta tres… si sigo con esta mala costumbre de levantarme temprano, es posible que los sábados no me quede retozando en la cama, y que me levante ha hacer cosas, que limpie, vaya a la compra y tenga todo organizado. Puede que me convierta en una persona activa que considere perder el tiempo si se queda en la cama, ya me pasa, pero al menos me quedo un ratín en la cama y no tengo cargo de conciencia.

¿Y si al final me quiero levantar los sábados a la misma hora que para ir a trabajar…? ¿También me pasará con los domingos?

Mi abuelo, llegó a un punto que siempre se levantaba a las seis.

Voy a terminar por no reconocerme. Las dudas me corroen… ¿maduro o me quedo verde eternamente?

Saludos,
YoMisma

11 comentarios:

kurt dijo...

ya te has contestado

YoMisma dijo...

jajaja

Y que quieres que le haga...? Lucho contra ello, pero cada vez es más dificil... que penica...

Saludines,
YoMisma

Anónimo dijo...

Enhorabuena por tu blog, te invito a que te pases por el directorio web/blog www.cincolinks.com podrás promocionar tu web, con tu ficha y tus votaciones y valoraciones, con un método de intercambio de visitas llamado 5links! con el que tu blog será visitado tanto como visites a los demas y que harán que tu blog se de a conocer por toda la red. Pásate ;)

Creo que tu blog encajará perfectamente en la comunidad, y el foro estará encantado de recibirte.

Saludos, espero verte por www.cincolinks.com.

Capitán Clostridium dijo...

Jajaja. Las luchas verpertinas y "despertinas" (o como se digan) contra el despertador. Muy simpática tu entrada. A mí me pasa que no puedo dormir más de ocho horas, me levanto peor que me acuesto. En mis vacaciones no he aprovechado la cama para nada, levantándome a la hora habitual, más o menos.

Saludos, de este pobre pirata que ya empezó a trabajar.

maba dijo...

nooooooooooo yo no quiero dejar de retozar los fines de semana en cama!!!!!!!!!!

besos...

M dijo...

Madura! De eso se trata la vida, de ir pasando por diferentes etapas, es como en un videojuego, no vas a quedarte para siempre en el nivel 2 si sabes que hay 8 niveles más esperándote, cada uno con sus sorpresas.

Eso sí, coincido contigo que lo de salir a la calle (por la mañana) de noche, es duro. Aunque luego las tardes compensan.

Besos!

YoMisma dijo...

Lo de la similitud con los videojuegos me ha llegado al alma!
jaja

Tengo pensado un post sobre mi reticencia a hacerme mayor... y no lo recordaba, a ver si lo publico pronto.

Saludines a todos los trabajadores reincorporados a este mar.
YoMisma

X dijo...

Todos los abuelos acaban igual, durmiendo poco, levantándose muy pronto, y todo el día en la calle. xD

Inner Girl dijo...

¿Madrugar es un símbolo de madurez?

Entonces yo soy una niña de tres años.

YoMisma dijo...

No es sintoma de madurez... Pero como el cuerpo se te va acostumbrando, ya no te puedes quedar en la cama porque parece que no estas haciendo nada...

jajaja

Saludines,
YoMisma

andando ligera dijo...

¡¡¡Voto por verde eternamente!!!