Agua

Es como aquel sueño en el que te ahogas, algo te impide moverte, nadar, salir de allí, sabes que eres perfectamente capaz de salir de esa situación si no estuvieras atada de pies y manos, unas cuerdas invisibles que te ahogan casi tanto como el agua que empieza a entrar por tus fosas nasales.

Es una situación absurda, no tienes ni idea de cómo llegaste allí, cómo caíste al agua, cuánto tiempo llevas allí, qué pasó antes, nada, es como si sólo hubiera agua y nada más.

En algún momento caes en esa certeza, que sólo está el agua alrededor, no hay nada más, es la única idea que ocupa tu cabeza, el agua inquietante y tú en medio de toda ella a punto de ahogarte y entonces, entre el pánico, el miedo y el dolor en tus piernas, que empieza a ser insoportable, te reconoces que no hay esperanza, que no ves nada a lo que aferrarse, que es el fin, que esto que tienes ahora es lo único, la única cosa que eres ahora mismo es eso, una persona ahogándose sin nada más.

Y entonces llega la paz, si ya no se puede hacer nada, si todo está perdido, sólo te queda tu último pensamiento, sólo quedas tú, seas quién seas y te niegas a morir ahogado con pensamientos de pánico, respiras y te permites, hacerte el muerto, irónico, tu respiración cada vez es más pausada, notas como todos los músculos se relajan, reconoces lo muy cansada que estás, el vaivén del agua te acuna.

Entre la ensoñación del cansancio eres capaz de recordarte, rodeada de esa gente que te sostiene el corazón y sientes que al final del todo, quitando el agua por supuesto, todo fue bastante bueno.

Saludines,
YoMisma

Mi Espejo

Tengo este espejo, es un espejo mágico, lo he ido construyendo en los últimos 35 años, con todo lo que poseo realmente, según las épocas he tenido mejores materiales que otras, algunos materiales se han conservado perfectos desde el mismo día que los incorporé, otros he tenido que reemplazarlos, en un primer momento dieron muchas garantías de durabilidad, pero solo era un espejismo, algunos de estos materiales, sobre todo los que crees que van a durar eternamente, son los que más me han costado, totalmente convencida de que mi espejo tiene que ser el mejor, me emprendí en empresas para encontrar los materiales más adecuados que me aconsejaban los grandes fabricantes de espejos en los que me inspiraba, pero supongo que no todos los espejos tienen las mismas necesidades.

Ya pasaron aquellos tiempos en los que me dejaba llevar por la opinión de otros para incorporar materiales, de fiarme de las gangas, sólo por la ganga en si, de querer terminarlo cuanto antes o cualquier otra absurda razón que me impidiera tomarme con tiempo mi única obra.

Todas las sustituciones, aunque han sido muy trabajosas y durante algún tiempo afearon mi espejo, merecieron la pena, los huecos de los materiales defectuosos han sido llenados por otros materiales, que completan los huecos plenamente, como si hubiera sido desde siempre la pieza original.

Mi espejo sólo tiene una funcionalidad que le hace absolutamente mágico, me refleja a mi, tal y como soy, sin dobleces y sin mentiras, me da la única imagen que me tranquiliza y me sostienen cuando todo lo demás desaparece, es el apoyo que me he construido en todo este tiempo, una cuidadosa selección de materiales que me anima y me demuestra quién soy.

Sé que mi tarea nunca termina, es un trabajo constante de mantenimiento y sustitución, sólo espero que con el paso de los años mantenga en lo más posible la apariencia que tiene ahora, porque es justo ahora cuando a cada instante me maravillo de lo bien que está funcionando y lo perfecto que es.

Gracias
YoMisma

Escalada

Estas muerto de miedo, aquí arriba de la montaña, de esta montaña que te fastidió la vida en el último ascenso, petrificado por el pánico, decidiste no dejarte llevar por el pasado y por el miedo e intentar de nuevo el ascenso, el miedo es tan grande que te invade una vez más, tratas de conservar la cordura, la última vez que fijaste los crampones todo estaba bien y estos siguen dando la misma sujeción, no se ha derretido la nieve, todo es estable, tratas de aferrarte a eso, tú último paso fue correcto, estas donde quieres estar todo va bien, no hay que temer nada.

Miras hacia abajo sin poder evitarlo, la caía es impresionante, culminar te dará la esperanza de saber que nada volverá a doblegarte, que lo has superado.

Respiras hondo, el aire entra en tus pulmones y sientes que eres el dueño de la situación, todo irá bien. 

Saludines,
YoMisma

P.D.: Siempre vuelvo si me echas de menos

Héroes

Vengo de un mundo de héroes, a mi me han criado SuperMan, Batman, John McClane, Indiana Jones, Luke Skywalker, Han Solo, el Equipo A e incluso Dark Vader, todos ellos junto a Padres me han reafirmado la idea de la Justicia y de la Lealtad, que por muy mal que se pongan las cosas no puedes dejarte llevar por las circunstancias, no puedes vender a nadie por tu propio pellejo, ya sea culpa tuya o no estar en la situación que te encuentras.

Son esos héroes los que se encienden dentro de mi, incapaces de entender cómo puedes creer que actuas correctamente, cuando todas las señales apuntan en dirección contraria, desespero y me gustaría ejercer la Justicia sobre ti, derrotarte y hacerte entender aunque sea a golpes que te equivocas, que solamente eres el Villano, que no vas a ganar. Pero los héroes no imponen Justicia, y yo tampoco lo haré, sólo defienden a los inocentes y esperan que los villanos terminen encontrando por ellos mismos su destino.

Te vigilo desde cerca.

Saludines,
YoMisma

Hada

Llega mi hada y me da dos tortas, no puede entender cómo a estas alturas sigo siendo tan confiada, tan tonta y tan ingenua.

Dice que mi forma de ser y de pensar no tiene porqué ser compartida por el resto de la gente, y el hecho de no pensar en el resto de las posibilidades me está dejando indefensa.

Dice que hay gente que no es como yo.

Que lo que yo considero justo, no es suficiente para tomar una decisión para la mayoría de la gente, y que muchos prefieren la comodidad que aspirar a grandes ideales y utopías.

Me dice que lo que espero encontrar no existe, que me lo he inventado, que nadie tiene eso, y por lo tanto yo tampoco lo tendré, me da una enorme lista de ejemplos que sustentan sus argumentos, multitud de conocidos y amigos que ondean la palabra amor como si ella significara lo mismo que yo entiendo, y me da todas las razones para que entienda que no lo es, que no es el amor al que yo me refiero.

Que no existe.

Le digo que vale, que gana, que no puedo entender las decisiones de todo el mundo si no le mueve lo mismo que a mi, y que si eso que busco no existe, no tengo objeción en vivir sola, pero en ningún caso volveré a disfrazar la comodidad y la seguridad sólo por la pereza de seguir buscando.

Le digo “Tú ganas” y al fin me deja tranquila.

Pero tengo un secreto, realmente sé que existe... lo he visto en Padres... desde siempre... su forma de actuar el uno con el otro después de más de tres décadas juntos no deja lugar a dudas, existir existe.

Saludines,
YoMisma



Nuevo Mundo

Por supuesto no es mi primera incursión en tierras desconocidas, por descontado no soy de esos hombres de espíritu débil que a la primera sacudida del barco, echan por la borda su dignidad y la primera papilla que les dió su madre. Aún así estaba nervioso, hoy por fin era el desembarco, llegaríamos a aquellas islas después de aquel viaje agitado y lleno de prisas por parte de todo el mundo, la tripulación, el capitán y sobre todo de mí mismo, sólo quería ver lo que me encontraba allí.

La selva nunca me ha asustado, no soy el tipo de hombre rudo como una roca al que nadie osa enfrentarse, pero con el tiempo lo que mi cuerpo no ha sido capaz de proporcionarme por el camino de la intimidación de mis iguales, lo ha conseguido una mente despierta, que seguro he heredado de mi abuelo materno, con ello siempre he conseguido el respeto de mis superiores y el desconcierto de más de un compañero.

No sé que ha sido exactamente lo que hizo, que en el último viaje de suministros a estas inexploradas islas, se incluyera mi nombre entre el de otros, pero el proyecto me entusiasmó desde el mismo momento en el que me hicieron conocedor de él.

Hasta el sillón más cómodo se puede volver una jaula, para el que ve su destino inmutable sobre tan cómodo asiento

Desenterrar todas mis pertenencias de antiguas empresas, me dió un aire juvenil y una ilusión que hacía años había perdido, la selva me esperaba, todo el inmenso mundo por conocer estaba allí, a mi alcance y ya me veía por aquella tierra inhóspita conociendola como la palma de mi mano.

El primer día solo ha sido de reconocimiento, nos enseñaron los territorios que rodean al campamento base, somos las unidades de refresco de otras que empezaban a perder la esperanza de ser capaces de hacerse con aquel vasto mundo, aunque encuentro mi mismo entusiasmo en otros compañeros que ya están aquí, se han adaptado como pueden a esta tierra naranja con vegetación de un color tan oscuro que todo parece carbón, no he perdido ni un ápice de ese frenético entusiasmo que me impide ver cualquier problema solo como una oportunidad, una excusa para deshacerme de mi cómodo y monótono sofá, siempre al pie de mi chimenea.

Mis nervios han desaparecido, mi único problema real era imaginarme el estado de ánimo que rodeaba el campamento, no creo haberme perdido mucho aunque mi llegada se haya visto retrasada por los cambios de las mareas en mi viaje, y el ambiente solo es como el de otros campamentos que he visto antes cuando la toma de contacto con el terreno ha sido tan insignificante que aún no se ha definido ningún problema real.

Pienso disfrutar de este tiempo, como de todas las aventuras que me esperan y que están por descubrir, saborearé mi libertad, el olor de la brisa de este mar amarillo y terminaré acostumbrandome al color de su tierra, este será mi nuevo emplazamiento y reclamaré para mi espiritu cada una de sus oscuras palmeras.

17-07-13 de la Nueva Era



Engendro

Últimamente llego a casa con el hambre de una manada de lobos.

Ayer, además, llegué con la creatividad de Dalí.

Y me apetecían hidratos de carbono, así en general, pero no tenía patatas, no tenía pan, no quería pasta, arroz fué lo que comí, tampoco tenía pan.

Busqué por internet una receta de algo de masa, “masa microondas” le dije, tampoco tengo horno...

Encontré esta receta

Y me fuí a mi cocinita.

Tampoco tengo harina, después de muchos esfuerzos fuí capaz de recordar que en la Separación de Bienes perdí la harina y el bote que la guardaba... solo he tardado en darme cuenta 10 meses... bien por mi!

Así que la receta quedó como sigue:

- Vaso de los más pequeños que tengo de agua.

- La mitad de este de aceite (Nota mental, mejor menos)

- Sal

- Pan rallado (Nota mental, el pan rallado es más salado que la harina, me pasé con la sal)

- Oregano en polvo

- Ajo en polvo (esto fué sin querer... pensaba que venía en la receta)

Hice una masa con esto, como no llevaba levadura ni harina, ni nada que pudiera fermentar, me salté el rato de reposo.

Lo extendí en un bol para micro, hice trocitos un paquete de salchichas y le eché unos tomatitos de esos enanos, como la receta decía cubrir... me dió cosa no seguir algún paso de la receta... y al final hice un pegote.

Luego viene la receta y dice que para microondas más básicos ponerlo a cocer al 60%, el mío tiene que ser súper básico, porque tiene 50% u 80%, elegí 50. 15 minutos después... bueno... estaba tibio... me cansé y le pusé 8 minutos a 80%, así al menos chisporroteaban las salchichas.

y Bualá!

Rico, rico! Creo que tengo una Hada Cocinera :)


Saludines,

YoMisma