Paleta siglo XXI.

Estoy desactualizada, soy un ser raro para el siglo en el que me ha tocado vivir, al menos esa es la sensación que me ha dado cuando me ha mirado mi compañero de trabajo, y todo porque le he confesado que nunca he montado en avión, ¿pero de que va? Vamos, creo yo que no es una cosa tan, tan terrorífica, me ha preguntado muy serio que si es que tengo algún tipo de miedo o problema, a punto ha estado de compadecerme y echarse a llorar.

Le he dicho que lo tengo en tareas pendientes, que me gustaría ir a algún sitio este verano y que por lo que yo sé no tengo ni miedo ni ningún problema que me impida montar en avión.

Jo, pero me ha dejado rara… No creía que fuera tan escandaloso una cosa así, todos los viajes tipo a los que podría haber ido en avión me los he saltado, no por mi, si no por las circunstancias externas, en el colegio, la excursión fin de curso se canceló porque el año anterior, se encontraron a una en la cama de otro, y claro, en un colegio de monjas eso fue como el una bomba nuclear, en el instituto los odié a todos, cuando tardas en una carrera de tres años siete, tus padres no te financian muchas cosas, y cuando empecé a trabajar, con el dinero que ahorré financié mi salida de casa, irme a vivir a la capital de España y salir de marcha, después conocí a ParejaEstable y preferí gastarme el dinero en irme a vivir con él, en vez de viajar con él y tener que seguir compartiendo piso con mis compañeros de piso, solo llevo siendo medio solvente, quiero decir, teniendo una retribución económica por mi trabajo dos años y medio, casi tres, no me ha dado tiempo, a ganar más, y repito, mis padres no se veían muy dados en pagarme nada con las notazas que he arrastrado toda mi vida, una penica de vida, supongo…

No me he casado, por lo que tampoco he tenido viaje de novios… y no sé… aun soy joven para los viajes del inserso…

¿Soy un bicho tan, tan raro? Por favor, no seáis demasiado crueles… Sniff…

Saludos,
YoMisma

4 comentarios:

abisal dijo...

Pues yo igual que tú. ¡Y no somos raras! Parece que si no has viajado en avión no has visto mundo ni has hecho nada con tu vida. No tienes que buscarle por qués ni justificaciones. Como si te da de viajar toda tu vida en barco y tren. Es que hay algunos que enseguida piensan que si no haces lo que ellos estás totalmente... out. Cada uno tiene sus circunstancias.

Fénix dijo...

He leído el post y me he visto reflejada en él.
Jajaja
He viajado en avión, pero nunca fuera de España, chorradilas, vaya.
Pero la evolución de mi vida ha sido muy paralela a la tuya, sobre todo la penuria de vida de hija-económico dependiente...
Ahora que vivo con mi pareja igual prefiero amueblar la casa y demás movidas a irme de vacaciones a Punta Cana.
No eres rara, nena.

Saludos y enhorabuena por el blog, te pongo en el reader. ; )

YoMisma dijo...

Pues tengo que tener un entorno super aventurero, porque me cuesta encontrar a alguien que no haya subido en avión. Y a ellos les cuesta creerse que no sé que se factura y cosas de esas...

Me dejais más tranquila XD

Saluditos,
YoMisma

Anónimo dijo...

Es el mundo de los hijos únicos de familias acomodadas de clase media-alta. Les pagan todo los papás, han "visto mundo" y no conciben que a alguien sus padres no le pagasen todos los caprichos. Muchos de ellos son los que ahora se encuentran entrampados en hipotecas que no pueden pagar, que han estado viviendo muy por encima de sus posibilidades y ahora se están pegando la hostia de su vida. Porque resulta que el dinero no es gratis y cuesta conseguirlo. No es una lección que me haya gustado aprender (mis padres no me pagaban ni el cine), pero que me alegra haber asimilado.

Yo no me quejo, he viajado. Pero no pude hacerlo hasta que empecé a currar, mientras estudiaba, haciendo jornadas de 9 de la mañana a 21 de la noche entre unas cosas y otras, saliendo de casa a las 8 y volviendo a las 22... vamos, ganándomelo. Pero muchos de mis amigos tampoco han salido de España hasta que se han puesto a trabajar, otros ni con esas.

Es lo suyo. Por muy buena vida que hayan llevado los que te rodean ahora, no pierdas la perspectiva.