Me lo estoy buscando.

Lo malo de hacerme mayor y no haberme reproducido aún es que voy generando un montón de teorías sobre lo que los padres hacen mal, y lo peor de todo es que lo digo en voz alta, y muchas de estas veces me oyen padres.

Sé que el gremio me empieza a tener un odio especial a causa de mis teóricas sobre la crianza de sus vástagos.

Pero no lo puedo evitar, creo que mi particular forma de crítica se desarrolló hace más de quince años, y aunque Madre ha hecho todo lo posible para que mis teorías no conocieran la luz, le ha sido a la pobre imposible contenerme del todo.

Mi teoría se llama la del “Folio en Blanco” y dice que un ser humano al nacer no es nada, no es bueno ni malo, ni trasto ni tranquilo, nada, en ese folio en blanco desde el primer día, los padres empiezan a escribir la historia de su hijo, hasta que llegado un punto, el tome el lápiz y continúe la labor de sus padres.

Un hijo toma el lapicero a los seis o siete años, como muy tarde, es ese el tiempo que tienen los padres para definir los caracteres generales, cierto es que la educación y el aprendizaje no terminan nunca, pero para esa edad ya tendrá los conocimiento básicos o el comportamiento general que lo definirá por el resto de su vida.

Madre me contradice y se cabrea, no lo entiendo, a ella le hemos salido bien, no nos ha mimado ni se nos ha concedido todo lo que hemos pedido y al final hemos salido bastante decentes.

Pero se enfada y dice que los hijos cuando nacen también traen su carácter, que no se puede cambiar ni quitar, que yo salí tranquila pero que SeñoraHermana siempre ha tenido ciertos aires de tozudez que no se han podido limar, admite que con unos padres un poco más blandos hubiera sido temible, pero que aún así lo que ella es no se borra, solo se suaviza.

Auque cada vez que sacamos el tema terminamos discutiendo, no soy capaz de que me convenza de que algunos niños chillones y desbocados que me encuentro en el día a día, son así porque sus padres no les pusieron límites y porque en la mayor parte de ellos les cuesta mucho menos consentir que educar.

Con estas teorías espero no reproducirme nunca, porque voy a oír más de un “Ya te lo dije” “Ves como no es tan fácil”, intento callarme, intento dejar mis teorías solas para mi, pero hay veces en las que los chillidos desenfrenados de un infante, dándole patadas en la espinilla a su padre, pueden conmigo y termino saltando, si no es en ese momento, en otro con otro padre, que me mira mal y se autodefiende de mis críticas a la hora de criar salvajes.

Saludines,
YoMisma

19 comentarios:

Winnie0 dijo...

Tremendo lo de los consejos y opinar ...pero así es la raza humana..enevitable....
Es difícil decirle a unos padres cómo educar...pero más difícil es saberse callar y contener. Besos

Yopopolin dijo...

creo que el carácter se imprime como "un folio en blanco", muy buena teoría la tuya... pero no estoy tan seguro de que sean "sólo" los padres los que ayudan forjar ese carácter. L personalidd de cada uno nada de un lugar desconocido y en un momento dado, pero creo que se haga lo que se haga, al final siempre será la que es...

no sé si me he explicado... jeje

Sil dijo...

A ver, los problemas de conducta sí que son consecuencia de una educación inadecuada. Otra cosa es el temperamento, que sí está demostrado que es herencia genética. El quid de la cuestión es que hay muchos problemas de conducta derivados de problemas genéticos. Es el caso de los niños hiperactivos o con déficit atencional. Muchas veces se arremete contra los padres de estos niños por no saber educarlos, pero nada más lejos de la realidad: es una papeleta muy dura y que conlleva tratamiento con psicólogo y mucho tiempo y paciencia.

Creo que hay que saber diferenciar: la conducta es lo que nos lleva a actuar bien o mal (por explicarlo llanamente, es una cuestión racional) y el temperamento es el carácter o genio, el nervio o la tranquilidad, el modo automático en como reaccionamos ante determinadas situaciones (es una cuestión instintiva).

Así que la teoría del folio en blanco (ojalá fuera tan fácil) no atiende mucho a la realidad. Nuestro cerebro es tan sensiblemente complicado que una persona que sufra un traumatismo craneal afectando a según qué zonas del córtex, o incluso más aun, a la que se le haya extirpado un tumor cerebral, puede ver cambiada su personalidad (conducta+temperamento) de la noche a la mañana.

Yo prefiero ver a los niños como esponjas: cada uno es diferente (con mayor o menor capacidad de absorción, de varios colores, formas distintas, etc.), puede que alguno tenga cierto defecto de fábrica. Pero el caso es conseguir que absorban agua limpia para luego soltar agua limpia también, y no porquería. Con unos será más fácil que con otros, pero hay que aceptarlos tal y como son y trabajar más con los que más lo necesitan.

Sil dijo...

Ups, perdón por el rollo...

laquesigueaqui dijo...

Esas mismas conversaciones las tenía yo con mi madre, que opinaba lo mismo que la tuya, al igual que yo opinaba lo mismo que tú.

Hoy en día, tengo que reconocer que tenía razón, dentro del comportamiento hay una parte genética que, como dice tu madre, se puede suavizar o adaptar.

Un beso.

maba dijo...

pues discrepo... según el docu de national geographic el 80% o 85% de lo que vamos a ser viene definido en el adn...

y sí, como dice su Señora Madre.. unos bebés son hiper tranquilos y otros no se callan, ni de día ni de noche ni durmiendo

mi hija está consentida, lo sé. Tiene unos ataques que no le soporto y no le consiento y estoy en ello, educando.. insisto, yo tampoco los ataques de mi hija ni los de lo demás niños pero te aseguro... que ver los toros desde la barrera es una cosa.. estar en el ruedo.. sin capote y sin traje que es como estamos todos..tiene tela.. mucha.. y da miedo

besos

Inagotable dijo...

Cada niño nace con una formación física diferente, por lo el funcionamiento del cerebro también será diferente.

Apuesto a que un niño súperdotado no percibirá ni reaccionará con el mundo de la misma forma que un niño normal.

YoMisma dijo...

Como decía el título del post me he puesto a vuestra disposición para que me pongais verde.

Tengo que entrenar mucho, porque los casos que he conocido de cerca de incivilización, tozudez y salvajismo, siempre me han llevado a la conclusión de que es culpa de los padres, que no regañan a sus churumbeles porque lloran, porque no les gusta o porque han estado tanto tiempo sin verlos que para dos horas que se ven no van a regañarles.

Sé que hay muchas cosas con las que nacemos, y mi pereza sobre humana es una de ellas, Madre lleva toda mi vida consciente intentando erradicarla y creo que no la ha reducido ni un miligramo.

Aún así estoy de acuerdo con que hay cosas del caracter que no se pueden cambiar, y otras del comportamiento que son las que hay que enseñar.

Sil no te disculpes :) a veces las opiniones son más extensas y punto.

Tengo que aprender a no juzgar desde la barrera, o nunca podré ser torero!

Gracias a todos,
YoMisma

Martha dijo...

Fu! Eso de aconsejar y/u opinar sobre cómo los demás deben educar a sus hijos, es una práctica muuuy arriesgada. Yo, he aprendido a callarme y allá cada uno con sus bestias (tampoco quiero generalizar, eh!), porque si no te la juegas bien jugada...nunca sabes por dónde te pueden salir, ni cómo se lo van a tomar!

Kobal dijo...

Tienes toda la razón con tu teoría , yo la comparto.

Casteee dijo...

No puedo hablar por experiencia, pero comparto totalmente tu teoría porque es exactamente lo mismo que pienso.
Los niños pueden venir con un caracter definido, pero dependerá de los padres que ese caracter sea fomentado tanto para bien como para mal.

Yo también me tengo que morder la lengua en muchisimas ocasiones (demasiadas), pero si yo te contarás las de cosas que veo y escucho es para morirse...

Besos guapa!

Fiebre dijo...

Como auténtica y genuína descendiente de Herodes estoy de acuerdo con tu madre y contigo.
Me explico:
Soy una "petarda" cuando los angelitos empiezan a berrear y veo a los papis dándole ésto o lo otro para que se callen. Ponía a los padres en la pica del tirón.
EDUCACIÓN señores..

Pero también hay una cosa llamada GENETICA y cuando te sale un infante psicopatilla, da igual lo que te esmeres en enderezar o escribir ese folio en blanco. El joío escribe lo que le da la gana.

Así que ...así así....
Mis creencias se dividen entre el esfuerzo paterno, y la naturaleza.

(Jo..tú blog se llama Palabras. Yo te conocía como Tú Misma. ¡Ná, cosas mías, juas)

M dijo...

Yo hoy discrepo... tampoco tengo retoños, pero he visto el nacimiento y niñez de varias primas y he comprobado de primera mano que si, que la educación es vital pero que los niños traen su caracter. Una de las niñas, al nacer su hermana, se volvió diabólica, chillaba, se portaba mal, etc, y gracias a la mano dura de los padres consiguió convertirse en una preadolescente muy muy diferente (gracias, gracias).

Pero weno, como para todo, cada uno tiene su opinión así que respeto la tuya! Un beso!

Alejandro dijo...

¿pro tabula rasa? No te hacía yo tan extremista! ahora me explico que en Lost siempre fueras de Lock! :P

YoMisma dijo...

Alejandro me tomo muy en serio lo de la creación de personas y me da bastante pena la gente que se limita solo a mantener vivos a sus hijos, sin hablarles ni na... Si, sé que soy extremista... pero no se puede denegar la educación.

Saludines,
YoMisma

Esthertxu dijo...

Coincido bastante con lo que dices, y mira que soy madre de dos...
Está claro que los niños no traen "de serie" cosas como:
- pedir un bibe a las tres de la mañana si ya tienen 3 años
- llorar hasta los dos años sin parar hasta que le sacan de donde esté metido
- acostumbrarse a tomar todo con azúcar: sea el chupete, el biberón o casi-casi hasta las alubias...

y un largo etcétera.
Pero conozco varios casos de niños con esas "costumbres", ya ves tú.
Cada vez que el padre/madre me dice que esto es por su naturaleza, como si fuera "rebelde porque el mundo le ha hecho así" salgo con la misma cantinela: no son los niños, QUE SON LOS PADRES los de las costumbres insanas... pero me suelo quedar sola.

Un saludo y buen blog!!!

X dijo...

Yo había escrito una cosa, pero ahora me parece poco relevante. Sil, ¿me puedes indicar dónde exactamente se ha demostrado que el temperamento es hereditario? Porque me parece la mayor leyenda urbana de la historia.

Lo mismo a maba, si puedes conseguirme un link a ese documental, porque una cosa es que en el ADN ya esté escrito que vamos a tener un cáncer a los 17, por ejemplo, y otra que vamos a ser unos cabrones desalmados.

No sé, igual ha llegado la hora de no levantar la voz contra los vándalos que dan palizas por ahí a animales y vagabundos. Si total iba en el ADN...

PD: Inagotable, no apuestes. ;-)

Sil dijo...

X:

-http://www.psiquiatriabiologica.org.co/avances/vol1/articulos/articulo08.pdf

-http://www.guiainfantil.com/1143/el-caracter-y-la-conducta-de-los-ninos---tv.html

-http://www.cepvi.com/psicologia-infantil/temperamento.shtml

-http://www.rena.edu.ve/cuartaEtapa/psicologia/Tema14.html

En fin, creo que en todos estos enlaces se viene a decir lo mismo: se nace con el temperamento definido, es innato, etc.

Te puedo citar algún libro de los que tengo yo por aquí también, si te interesa el tema.

Una cosa es tratar de explicar que hay reacciones temperamentales que no son tan fáciles de reconducir mediante una educación "normal" (y sí mediante una educación especial con apoyo psicológico) y otra es el ejemplo de los cabrones desalmados apaleadores de animales y vagabundos. Cada conducta tiene unas causas: unas veces son educacionales, otras genéticas y otras se mezclan ambas. Lo que yo he dicho es que hay que saber diferenciar y no meter a todos los casos en el mismo saco.

Saludos.

X dijo...

¡Gracias! Ahora les echo un vistazo.