Supervitaminaza.

Mi familia política cree en la jalea real, es lo que tiene cuando no has tenido dioses verdaderos como el tetris o el “wodern boys” (juego que parece ser solo recuerdo yo de mi infancia y mi primer monstruo final al que maté).

Después de tres años acogida en su seno, me han convertido, cierto es que no he dejado a mis dioses, su irá sería insoportable para mi, pero ahora práctico otras religiones, a ver cuanto me dura…

La cosa es que la jalea real no sabe mal del todo, hay que hacer el sacrificio de tomarla en ayunas, lo que yo entiendo como no inmediatamente antes del café, así que la tomo nada más poner un pie en el suelo, y luego hago una espera dramática de 10 minutos a lo sumo.

Lo bueno de la autosugestión, es que como he estado oyendo sus múltiples propiedades durante tanto tiempo, me siento más despierta, con más energía y más sana, como si realmente funcionara. Esta es mi parte creyente, crédula y sumisa, que acata con total vehemencia cualquier cosa que le proclame su nuevo dios.

La verdad es que hoy es el segundo día que me la tomo, por lo cual es imposible que note tantos efectos beneficiosos para mi salud, que como mucho están atribuidos a que mi carga de trabajo a mermado hasta convertirse en humana.

Aún así, seguiré practicando la veneración de esa sustancia dulzona, por el próximo mes. Sabe casi a miel, y la miel la como a cucharadas, no puede ser tan malo ^^.

Saludines,
YoMisma

¿Y vosotros? ¿A que dioses venerais?

15 comentarios:

Winnie0 dijo...

Tengo que reconocerte que a mi lo de probar la jalea real me dá mucha pereza....Pero tomo nota.Besos

Girl From Lebanon dijo...

Son de la misma religión que mi padre!!! que si no se la toma, no rinde, y le duelen las piernas, y si no toma miel antes de dormir, no duerme...yo no he caido, la verdad, pero mala no es, eso seguro...

Bss!!!

maba dijo...

creo que para mí sería demasiado dulce.

lo mío es leche caliente, miel y si puede ser brandy (o ron, wisky, lo que haya en casa, vamos).. calentito y a cama.. no sé si es sugestión pero me deja nueva cuando el cuerpo, como ahora, empieza a decir que ya no puede más... y que me tome eso o me vaya a algún sitio con mejor temperatura

besos

Kobal dijo...

Mis padres son de esa religión también, pero no la practico. La única religión practicada por mis es la adoración al grano de café

Un saludo

Sil dijo...

Yo soy aquella negrita del África tropical que cultivando cantaba la canción del Colacao :P

Yopopolin dijo...

la primera frase es brutal! Parece la declaracion de una persona adicta en una terapia o algo asi... jejeje

yo no soy practicante de ninguna religion de estas milagrosas... xDDD

Jo Grass dijo...

A mí me da por temporadas tomar estas cosas, luego me harto o se me olvida directamente, hasta que voy a visitar a mi madre y me recuerda la religión de las vitaminas y los antioxidantes, jajaja

Inagotable dijo...

Lo de tu salud me ha recordado por un momento a la película de Superman en la que se vuelve humano jijiji

Martha dijo...

Yo soy de la religión del cafetico...creyente a más no poder! ^^

YoMisma dijo...

El café no lo he contado... Creo que lo llevo demasiado pegado a las costillas como para considerarlo algo separado de mi...

Madre mia, solo tengo religiones!

jajaja

Saludines,
YoMisma

Casteee dijo...

Uis, a mi la jalea real me pone como una moto y no puedo tomarla..., pero si es cierto que tiene muchas propiedades y para que funcionen todas las autosugestión es la principal, pero para cualquier cosa que tomes o hagas..., mano de santo :P

Yo tomo las bayas de goyii, riquisimas y con muchisimas propiedades.

Besos

Anna dijo...

Mi madre me obligaba a tomarla de pequeña, pero me daba taaaaaanto asco, que ni siquiera puedo recordar si me producía algún efecto beneficioso xDD

Besos!!

dintel dijo...

Yo creo más en el jaleo real... es más visceral. ;)

X dijo...

¡Yo al Red Bull!

(Bueno, a sus sucedáneos baratos, pero vaya, son todos exactamente iguales xD)

Y no, no puede ser bueno jajajaja.

Tanais dijo...

jajajjaa ya me contaras si hace efecto. Me has hecho recordar algo que me pasó cuando tenía 12 años. Teníamos examen de literatura y unas amigas habían ido a la farmacia a por Apiserum (eso que dicen que ayuda a memorizar), claro, yo detrás por si las moscas, saqué buena nota en el examen pero ni apiserum ni apiseram, le había echado más horas con la tontería!!!! jaaaaaaaaajaaaaaaajaaaaaaaa