Celos.

Estaban allí sentados en el banco, sin decir ninguno de los dos ni una sola palabra, mirándose.

Ella no se atrevía a preguntar, no quería caer en el error de regañar, no quería discutir, se sentía tan feliz teniéndolo a la vista que nada más importaba, había pasado una semana desde la última vez que se vieron, una semana que se le había hecho eterna.

No se habían separado en los últimos tres meses, y de repente, de un día para otro, directamente dejó de llamarla, cogerle el teléfono y de visitarla. De un día para otro, seguía sin entenderlo.

La angustia que la había acompañado toda la semana, se había evaporado de repente, le encantaba mirarlo, y aunque su mirada estaba triste, no le dio importancia, ya se enteraría de lo que fuera que había pasado.

- Te he puesto los cuernos.

Y el mundo se paralizó.

- Es por eso que no he querido llamarte en todo este tiempo, me sentía culpable, no sé como pasó que terminé en la cama con mi ex, me sentía tan mal, que a la noche siguiente me ligué a otra tía en un bar y también terminamos en la cama.

Ahora había perdido la capacidad del habla, él siguió.

- Así que lo mejor es que lo dejemos aquí, no te mereces estar con una persona como yo. Siento mucho haberte hecho esto porque eres una persona muy importante para mí, y te quiero mucho y quiero que sigamos como amigos.

Y entonces reaccionó, recordó todas aquellas conversaciones que había oído sobre los cuernos, que quien es capaz de hacerlo una vez, lo hará siempre, que no se puede perdonar eso, que es imposible que no sepa lo que se estaba jugando. Recordó todas las veces que había intentado que su mejor amiga dejara a su marido precisamente por eso, y el sentimiento de impotencia al verla tan feliz de su brazo un día más. Y las lágrimas de ella, días después, los días que habían ido a vigilar a alguna de sus amantes. Lo recordó todo, y tomo su decisión.

Suplicó por no ser abandonada, por poder seguir viéndolo, porque aquello no terminara, aceptó y comprendió lo incomprensible y después de una conversación maratoniana, al final consiguió seguir con él.

Tiempo después tuvieron otra conversación, él alegó que no podía seguir con ella, porque si había sido capaz de perdonarle algo tan grave, no quería ni pensar que era lo que ella había hecho, y que ese dolor y esa incertidumbre, no le dejaban vivir.

Saludos,
YoMisma

25 comentarios:

Yo dijo...

Pero bueno! si los perdonas malo! y si lo mandas "palca" también malo! Es lo que yo digo, haberse callado la boquita, que seguro hubiera estado más guapo!!!!

Este vuelve, te lo aseguro!!!

Winnie0 dijo...

Los celos son de lo peor...en todos los terrenos, laboral, amistad, amor...¡cuidado con una mujer celosa! ah y con un hombre!!! besos

Juan dijo...

Yo que he pasado por eso, puedo decir que nunca, NUNCA, se debe perdonar, pero se que aunque te lo diga la persona mas importante para ti, tu haras lo que crees mas oportuno en ese momento y al final todo vuelve a su cauce. Un besazo.

Javi dijo...

Esa es una actitud típica de cobardes. Él es infiel y rompe la relación no por la infidelidad, si no porque alega que ella no puede estar con alguien como él. Tras ser ella la que saca adelante todo vuelve a romper la relación porque ella, de manera implícita, es según él peor que ella porque si acepta x es porque ella haría x+1.

Tenía un amigo que actuaba así con sus parejas y créeme que es una actitud más que egoísta. No tiene nombre. Pero mira, al final le funcionaba.

M dijo...

Aiiish, cree el ladrón que todos son de su condición.

Es imposible establecer 1 manera de actuar fija ante ese tipo de situaciones: nunca sabes cómo vas a reaccionar hasta que te ves en esa situación... y seguramente te sorprenderás (lo digo por experiencia!)

Un beso y feliz lunes!

Andrea dijo...

No sirven los celos, deberíamos creer en las ganas, en la lealtad. Es bueno tu relato. Un abrazo!

Equipo biofrutas dijo...

vaya, yomis
supongo que él alega eso pero es más mentira que las lágrimas en GH. Como cuando te dicen "eres demasiado buena para mí" (no es que a nosotros nos hayan dicho algo así jamás, vaya)

Total, que no son celos, yo creo: es inmadurez y llevar la verdad bien escondida.

julia dijo...

Es que si hay infidelidad en una relación en una relación quizás es que las cosas ya no funcionan, no? asi que mejor dejarlo pasar..no sé..hay que verse en la situación ufffffff

Laia... dijo...

Todos tenemos derecho a equivocarnos, siempre he dicho que los cuernos se pueden perdonar UNA vez. Y te lo digo yo, que me defino como celosa, aunque lo soy menos que el 90% de la población... (porque le costará a la gente tanto asumir sus propios defectos?)

16_5 dijo...

Qué casualidad este tema...

Cierto es que esa persona no muere, pero se transforma. En los personajes de la historia, la confesión se hace patente. Los remordimientos. El problema es querer llevar una vida paralela. Ir echando polvos con otra, y tener a la maruja en casa. Ocultar. No ser sincero. Aunque bueno, en realidad no soy capaz de teorizar sobre nada de esto, porque ni yo tengo claro qué sentimientos y posiciones tomar.

Lo único que sé es que en una pareja debe haber respeto. Y que si ese respeto se rompe, la pareja debe romperse.

No creo que alguien que es capaz de hacer eso, no lo haga nunca más.

Cada historia es un mundo, desde luego. Y no es lo mismo unos cuernos que se cuentan porque ya no se quiere seguir con la pareja, a unos cuernos ocultados por no perderla y mantener así una doble relación. Lo cierto es que la segunda idea, me repugna.

Anónimo dijo...

Laia, una infidelidad no es una equivocación. Uno se equivoca cuando tiene que tomar una decisión y no hace lo mejor que podría haber hecho; camelarse a otra/otro y tirásela/lo es algo que se hace de forma premeditada y y conociendo todas las consecuencias.

No sé cómo hay gente que de verdad cree que te puedes follar a una persona por accidente...

En temas de infidelidad, según mi experiencia, nunca hay UNA vez. Hay UNA PRIMERA vez. Hay gente que es capaz de hacerle eso a otra persona y gente que no. Si eres capaz de hacerlo, eres infiel y eres la clase de persona que eres. Podrás permanecer fiel a una persona más o menos tiempo, pero no de forma indefinida. Las opciones son las relaciones esporádicas, la poligamia o vivir en una mentira constante.

Mi opción personal ha sido siempre no perdonar. Si quieres estar conmigo, estás conmigo. Si quieres una relación abierta, déjalo claro desde el principio y decidiremos con toda la información sobre la mesa. Pero jugar con los sentimientos de otra persona de esa manera... es un comportamiento psicopático. Sabes que le vas a hacer mucho daño a otra persona pero no te importa.

Casteee dijo...

Se cree el ladrón que todos son de su misma condición, ahora era el que no se fija!!, hombre YA!!, no me creo esa excusa tonta, el lo que quería acabar con ella y lo que no esperaba que el la iba a perdonar.

En una relación cuando mezclamos sentimientos e infidelidad, no es buena combinación porque por mucho que uno quiera ya nada vuelve hacer lo mismo.

Besos guapa!

Ricardo dijo...

Los celos... ese revoltijo de indecentes sentimientos encontrados que acaban siendo (¡por desgracia!) la única prueba que certifica nuestros afectos como tales...


Soberbio texto... desolador tema...

Ricardo dijo...

P.D No todos los hombres somos iguales, ;)

Anna dijo...

Muy buena historia, y interesante reflexión... ;)

Besitos!!

YoMisma dijo...

Yo si estoy con Laia, perdono una vez, al menos para ir dandome cuenta poco a poco que la relación ha muerto, no soy buena para las despedidas relampago, necesito masticarlo para no volver hacia atrás, por eso tardo más en seguir adelante, una vez que la decisión esté tomada es inamovible.

Solo espero que no nos pase, nunca se sabe qué es lo que en ese momento se gestará dentro de nosotros.

Saludines a todos,
YoMisma

Inagotable dijo...

Está claro que él quería romper con ella pero no encontraba el modo porque, contra todo pronóstico, ella lo perdonó ante su supuesta infidelidad. Así que tuvo que recurrir al x+1 que menciona Javi xD

Cuando quieres a una persona tanto, debe ser realmente difícil no poder perdonarle cualquier cosa. Batallas entre corazón y cabeza supongo.

X dijo...

Bien por él, mal por ella.

X dijo...

Estoy muy de acuerdo con Anónimo, por cierto. xD

S. dijo...

el perro del hortelano,ni come ni deja de comer,qué fuerte....
Para hablar de cuernos,en plan digamoslo yo haría esto yo haría lo otro,hay que pasar por ello.
No se sabe hasta que no te toca.
Yo,le arranqué el pene de cuajo,y ahora es muyfeliz,ha cambiado su dni,en vez de pepe se llama Lorena.

alma máter dijo...

Buff... dificil decisión. Creo que deben darse segundas oportunidades, pero en el caso de una infidelidad yo no podría...

Un beso.

Inner Girl dijo...

Pues yo creo que los celos son buenos en su justa medida, es una forma de valorar lo que tienes, y que te preocupa llegar a perderlo. Ea.

Jose dijo...

La historia da que pensar, la verdad.

Yo no he pasado por ello, y la verdad no se como reaccionaria en una situacion asi. Quiero pensar que podria perdonar si realmente me importa la otra persona, pero... no se! Y espero no tener que descubrirlo.

Miss Poulain dijo...

Eso es amor, lo de ella, la entiendo tanto, yo también me vi en algo parecido pero no igual. Relacion abierta, chico se lia con otra y porque no acabe perdonar, pero son idiotas, en vez de valorar lo que hacen por uno, porque perdonar cuesta, bastante además, se van por los laureles.
En fin...me ha encantado la historia xD
Un beso

Telilla dijo...

ains....yo viví más o menos una situación igual, y la verdad, sobre reacciones no hay nada escrito, porque tienes que verte en esa situación, en ese momento, para saber lo que harias.
Yo definitivamente, no podría perdonar, porque yo no sería capaz de hacer algo asi, por lo tanto...no podría mirar hacia otro lado sin más :(