¡La culpa la tiene Disney!

Tantas princesas, tantos príncipes y tantas perdices… ¿Cuántas generaciones habrán sido corrompidas con la idea de que la felicidad se alcanza encontrando a tu príncipe/princesa y comiendo perdices?

Que no digo que no sea un final bueno, que no sea perfecto y que no sea genial conseguirlo, pero en el momento que se convierte en el máximo exponente de la felicidad y que hay que conseguirlo cueste lo que cueste, ya da miedo.

Estamos en el siglo XXI el hecho de conseguir un marido con el que procrear es una opción, no una necesidad.

Puedes ser feliz toda la vida y no por eso tener una vida adaptada a los estándares de hace un montón de años. Al menos eso es lo que quiero creer, es cierto que tengo pareja y tal, pero me gustaría pensar que soy feliz por más cosas que por eso, que la aspiración de mi vida no se centra o termina aquí.

Estaba hablando con una conocida que me encanta, su carrera profesional es la caña, tiene un tipo que lo flipas, viste genial, está soltera y sale por ahí con sus amigas, y me encanta (repito), se la ve una mujer autosuficiente que ha llegado a donde ha querido, y desde mi punto de vista que disfruta de la vida.

Yo de mayor quiero ser como ella.

Era como hablar con una Diva yo toda nerviosa, intentando no meter la pata, intentando que no se me asomara mi catetilla interior y al menos poder permanecer en la conversación manteniendo un mínimo de dignidad. Quería parecer refinada, autosuficiente, moderna y sobre todo ser un interlocutor interesante.

Terminamos hablando de relaciones, no me preguntéis cómo, creo que dije que ya era mayor para reproducirme. La cosa es que me soltó su párrafo sobre el tema. Todos tenemos un párrafo sobre una multitud de temas predefinidos, lo soltamos cuando alguien nos pide opinión, lo comparamos con el párrafo de nuestro interlocutor, y con esta sencilla maniobra, ya sabemos que se puede esperar de la conversación, si eres hábil y te das cuenta en este punto, puedes huir, si no te gusta como va a seguir, si no te das cuenta o sientes curiosidad, puedes quedarte más tiempo.

Yo me quedé, no esperaba ese tipo de párrafo, no esperaba encontrarme una romántica, una princesa en una torre, mirando desde su ventana, esperando al príncipe, pensaba que era la Reina de su país y que gobernaba a sus súbditos con elegancia y coherencia. No esperaba encontrar lacitos rosas ni la esperanza de que su príncipe llegara y le diera una vuelta a su mundo.

Me encanta su mundo como está, me encanta ella como es, y no sé porque tenía un párrafo tan cursi como prólogo.

No sé, me dejó helada. Si al menos me hubiera dicho que no descartaba encontrar, algún día, un Rey consorte…

Saludines,
YoMisma

33 comentarios:

Winnie0 dijo...

Aquí una (que soy yo) que ´soy la reina de de mi reino...y soy feliz...pero es que a veces pasa que no descartamos que en esta felicidad pueda entrar una pareja...es lícito ¿no?
Desde mi visión "sin emparejar" te mando besos

YoMisma dijo...

Claro que es lícito.

Si creo que la idea que me dejó cao es que puedan venir a cambiarlo todo.

Siempre he dicho que acepto nuevos elementos en mi vida, pero no un cambio radical, me ha costado mucho llegar aquí, jo! y me gusta como ha quedado.

Tal vez ella también da una imagen de suficiencia, que no vi acorde con la espera de príncipes.

Saludines,
YoMisma

P.D.: Mañana entrada romántica, para que veaís lo pastelosa que también puedo ser XD

maba dijo...

El final no me acaba de quedar claro... es decir, quiere el cuento ese de princesas que parece que sin él no podemos ser felices..

pero. lo del rey? quién es la que lo espera? ella? o te sorprendió que no lo esperase? perdona pero es que me he liado un poquillo..

en todo caso, la triste verdad es esa... no somos capaces de sentirnos completas..si no tenemos pareja... y aunque nos miremos y tengamos un montón de cosas increibles..falta algo..

otras veces comparas (odioso,sí pero inevitable) y dices "mejor sin pareja, que no es lo mismo que sola que con algunas parejas que estoy viendo ahora mismo" y no hablo de cosas exageradas..hablo del día a día..

buf..que me lío pero es que el tema da para mucho...ves? yo entré al trapo de tu párrafo

besos

YoMisma dijo...

Tanta metáfora que se me ha quedado raro, un Rey consorte, me parece un compañero, ya tienes tu reinado y te buscas a un compañero para lo de las perdices y tal.

No es lo mismo que un Príncipe salvador al que esperas encerrada en tu torre... Eso era lo que quería expresar.

La verdad es que es un tema dificil, y tal vez por miedo a mal interpretaciones o que os caiga mal, no he sido capaz de expresar claramente.

Saludines,
YoMisma

Yo dijo...

Yo no quiero princesas ni reinas, pues ya de por si soy una princesa, y un rey? bueno si puede ser, pero que no venga a darme la vara y mucho menos a decirme que puedo o no puedo hacer, que a estos tú le das un dedo y se agarran toda la mano.

Un saludo

Casteee dijo...

Amiga mia las apariencias engañan y nada es lo que parece, aunque parezca que un@lo tenga todo en la vida y disfrute con lo que tiene nada más le falta y te aseguro que todo el mundo tenemos necesidades y sobretodo necesidad de tener a nuestro lado un principe y eso nadie me lo puede negar ni la persona más práctica en esta vida.

También es cierto que se puede vivir y ser feliz sin pareja, sin el apego de estar con una persona, pero todo el mundo hemos sentido en nuestra vida esa necesidad de encontrar nuestro principe o princesa en mayor o menor medida!

Besos guapa

Anna dijo...

A mí me ha quedado bien clarito YoMisma, y me ha encantado la entrada.

La verdad es que a veces chocan según qué actitudes en según qué personas, como parece que ha sido el caso... Pero es que tú misma lo dices! No sólo es Disney quien tiene la culpa, sino esa memoria histórica que todos tenemos de que no se pueden ser feliz estando sola (o con Rey consorte), de que la finalidad última de la mujer es formar una familia... Pufff, me asquea bastante!

Yo también tengo pareja y soy muy feliz, pero quiero pensar que podría serlo también sin él, que no es lo único que salva mi mundo.

Besos!!

Anónimo dijo...

Puedes tenerlo todo en esta vida, o puedes no tener nada. Lo que es seguro es que siempre vas a echar de menos a una pareja. Y es que la biología es un tema muy jodido, y aunque hayas conseguido todo lo que quieres, siempre pueden faltarte las cositas que necesitas.

Que no te extrañe que tu amiga también quiera un novio, eso quiere decir que tiene bien amueblada la cabeza. Nadie en sus cabales quiere quedarse solo.

M dijo...

Pues yo la entiendo... para mí hay muchos aspectos de mi vida MUY importantes, pero al final del día, lo que quiero es tener a alguien a quien contarle la cantidad de cosas que he vivido.

Además, el ser humano siempre quiere lo que no tiene.

Un beso!

Jo Grass dijo...

Mi experiencia con los príncipes fue absolutamente nefasta y en todas y cada una de las ocasiones que me dejé enredar por uno de ellos solo conseguí perder mi reino. El último me dejó noqueada y con una princesita. Me costó lo mío recuperar mi reinado, aunque felíz de compartirlo con ella.
Nunca más he deseado un príncipe en mi vida , y en esa tesitura apareció un rey que no me impide reinar a mi manera.

besos

Laia... dijo...

Aquí la Reina en el país de ... de... bueno, no me sale. Soy muy feliz con mi vida, lo he sido más teniendo pareja, pero también lo he sido menos.

Tengo a mis amigos con los que voy al cine, a los de que me voy a pasar un sábado noche jugando al trivial, a los de que... Hay muchas personas en mi vida, me siento muy querida y, a estas alturas, no me avergüenza responder un "No, no tengo novio", ni me siento menos por no tenerlo.

Pero sigo buscando un Rey Consorte con quien compartir el sofá y engendrar príncipes y princesas.

Pd: Muy mayor??? O me tienes muy engañada o yo te tenía por alguien de poco más que de mi quinta...!

Cristina Poulain dijo...

Yo conseguí ser feliz con lo que tenía, 24 años, sin novio, soltera, acabando la carrera, feliz con mi familia, mis amigos, mi todo.
Llego un capullo que me eclipsó todo, yo me creia que podía ser mucho más feliz y lo que acabó pasando fue que me quitó la felicidad, triste todo el tiempo.
Ahora vuelvo a ser yo, y voy camino de volver a ser feliz sin ayuda de nadie, si aparece el hombre de mi vida perfecto, sino, bueno soy feliz :D:D

Un beso

YoMisma dijo...

Y cuando me entendeis... jo... Me hace una ilusión... sniff...

A veces tiendo a la exageración, tengo la edad que crees Laia, la del post de la verdad, tres décadas :)

Saludines a todos,
YoMisma

Inagotable dijo...

La sociedad te empuja a estar casado, tener trabajo, casa y pensando en tener un hijo a eso de los 30 años. De lo contrario te puede parecer estar perdiendo el tren y sentir infelicidad. Así que te agarras a lo primero que coges y después pasa lo que pasa.

Hay quien es muy independiente y hay quien no se imagina trazar su vida en solitario. Y como dicen por arriba, siempre se quiere lo que no se tiene.

MBI dijo...

X
Lo mejor no esperar.
........
Hacer
....
para otros
para uno
.......
Lo que sea que sume.

S. dijo...

Siempre me identifiqué con la sirenita,quería un mundo donde bailar,un Eric pa mi solita y un perro peludo,un cangrejo cantante y un pez graciosin.
Al final solo he conseguido el perro.

Telilla dijo...

Creo que el tema depende d la "princesa". Las hay que manejan su reino a su antojo, y no esperan nada más. Y las hay que aunque tengan un reino maravilloso a sus pies, necesitan un principe a su lado...para gustos colores.

En cuanto a la felicidad, creo que solo existe en momentos, que es algo fugaz, que nadie es feliz toda la vida. La felicidad son pequeños momentos. Y esos momentos llegan, con o sin principe azul :)....(o eso quiero pensar jajaja)

El caso es que tampoco creo que exista el principe azul...solo los principes verdes ^^

Besos!!

Nadia dijo...

Mi ave migratoria, nada de principe jejeje, me dijo una vez: maldito hueco... que tenemos que llenarlo, yo creo que se puede llenar bien, pero lo importante supongo es llenarlo con calidad, y quizá también lo más difícil.

Un besazo!

Sandra dijo...

Yo estoy con Maba, tampoco me queda claro si lo busca o si no lo busca, y el caso es q he ledo tu respuesta y sigue si quedarme claro.

Bueno al tema, creo que siempre nos falta o nos sobra algo, si tenemos al Rey pensamos q seriamos mas felices sin él, y si no lo tenemos creemos que teniendolo lo tendriamos todo.

Yo no tengo rey ni principe, tengo principitos espontáneos, y veces me digo: nena eres la reina con la vida que llevas, y otras veces me digo: nena nena necesitas a alguien a tu lado.

En fin, que ni contigo ni sin ti.

Nalda dijo...

A mí me encanta soñar con princesas y príncipes azules, y también con ranas y sapos... La cuestión es soñar y a través de los libros se consigue.

Un abrazo

Otoño dijo...

Yo soy feliz como estoy ahora pero también lo sería si estuviera sin pareja. La cuestión es aprovechar la vida en cada momento y en cada etapa, no hacer que tu mundo gire alrededor del final de cuento :)

(este es mi párrafo que suelto para comparar con lo escrito ya jaja :P)

Jo Grass dijo...

Hola de nuevo, leyendo las estupendas aportaciones que aparecen en esta entrada y a propósito de este Post, regresa a mi cabeza uno de mis primeros relatos, (el 16 de julio) que lleva por título:

" Pero, ¿ qué azúl ni qué príncipe ?", jajaja

( hasta lo del príncipe verde, me troncho!!)
Si te apetece pásate a leerlo. Será como continuar esta charla en otra terraza, jaja
besos

Menda. dijo...

Bah, no quieras ser como nadie. A la larga no da buen resultado. Yo prefiero ser yo misma, con mis virtudes(pocas) y mis defectos(muchos). Y me gustan los tíos de a pie, los normales, con los que me puedo enfadar e incluso gritarles. Los príncipes, los dejo para las galletas.

Tanais dijo...

Fíjate, siempre deseé tener pareja, a toda costa, lo buscaba...pero ná que no había manera, de repente un día apareció Despe, en el momento en que menos lo esperaba.

YoMisma dijo...

Luego pasa eso Tanais, es como si mientras que te esfuerzas andaras hacia atrás y cuando ya no lo buscas lo tienes pegado a las narices ^^

Creo que había un cuento infantil sobre algo parecido.

Saludines,
YoMisma

Panpoxi dijo...

Yo soy una de esas a las que no sé si Disney, Los Hermanos Grimm, Andersen o si todos juntos, le jodieron su idea de felicidad.

Tengo pareja. He estado también temporadas sin pareja. He sido feliz e infeliz con pareja y feliz e infeliz sin ella. Pero lo cierto, es que prefiero mil veces estar emparejada. Y sigo estando convencida de que lo que quiero es un 'para siempre' y tener una pareja con la que poder tener hijos.

MENUDA MIERDA DE IDEA DE LA FELICIDAD.

Creo que se puede ser completamente feliz sin pareja y ni siquiera querer tenerla, pero supongo que a algunxs de nosotxs, la educación que hemos recibido, nos impide verlo.

migue dijo...

all you need is love nananana....

saludos

Chocolat Soul dijo...

Ser una mujer de éxito y querer que te quieran es normal, quizás como tu dices lo raro es ver a una mujer así anhelando algo tan tipico y tan poco autosuficiente... Pienso que la soledad de no tener una pareja a veces nos hace pensar cosas que en realidad no queremos... o que no expresamos como pensamos... O igual es que bajo esa fachada de tía fuerte se esconde una princesita... Quien sabe, igual hasta es compatible! :)

YoMisma dijo...

Si es posible que sea compatible, pero viniendo de ella, me dejó fuera de onda por días, hasta que se convirtió en post ^^

Saludines
YoMisma

Artabria dijo...

Supongo que sentirse amada es muy importante....

Tenía una amiga en el insituto que solo pensaba en casarse y tener hijos. Por supuesto, lo consiguió. Se casó a los 22 con un impresentable y embarazada.......

X dijo...

Jeje, a mí me parece genial, me recuerda a esos mega-ricos que, contra todo pronóstico, son de izquierdas. :-)

Espérame en Siberia dijo...

Pues, digan lo que digan, yo siempre querré a Disney (L)

Muá.

carmncitta dijo...

hombre primero buscar nuestra felicidad y bienestar y si luego surge algo con alguien pues bienvenido sea, yo era feliz antes de tener pareja y ahora también, el hecho de compartir mis ideas y momentos con otra persona también está bien.