Cena de Navidad (Segunda Parte)

Este mes podría hacer una entrada sobre las búsquedas de Internet. Pero sería una tontería porque el 80% de las búsquedas se han centrado en la cena de Navidad.

Así que consenso y os cuento a todos de golpe, como ha salido la mía y como deberíais ir a las vuestras. (Solo he ido a una en toda mi vida y ya me creo con el Conocimiento Supremo, como soy).

Casi todo el mundo que lo busca en Internet no quiere ir, por eso incluyen en la búsqueda palabras como, “no quiero”, “coñazo”, “no iré”, “motivación”, “denegar”.

Vamos a ver, la situación es simple, ¿podéis elegir o no? Si podéis no vayáis, o escribir una entrada en vuestro blog como yo, a mi me ayudó bastante. Entre todos los argumentos que me disteis me quedé con el de Laia y de lo importante que es el networking laboral. También hay que sopesar si la relación con vuestros compañeros puede mejorar, o ya estáis en tal situación que ni con milagros. Yo a los míos los conozco de poco más que “hola y adiós” y pensé que si quiero quedarme más tiempo entre ellos no estaría mal intimar un pelín, saber sus nombres y cosas por el estilo.

A ver, en las cenas de Navidad nadie cree que vaya con amigos, salvo un cierto y escaso número de asistentes, al menos hay que hacer la actuación estándar que es llegar, parlotear un poquito, cenar, tomarse una copilla y para casa. Ya con eso has hecho lo que se esperaba o más, para ser socialmente aceptado a nivel laboral, justo en este momento, como una ley no escrita, empezarán a abandonar el barco los primeros tripulantes, así que no quedareis mal ni nada parecido, los más veteranos de estos eventos lo ven como algo esperable, y no suplican tu presencia, si te sientes el alma de la fiesta, escabúllete y luego pon una excusa en plan os perdí y me tuve que ir para casa. Para esto es conveniente no decir que llevas el móvil encima.

Sobre “palabras al jefe” después de mi holgada vida laboral, os diré que lo mejor es permanecer callado y parecer tonto, que abrir la boca y confirmarlo, con una copilla de más, y entre jefes, las consecuencias pueden ser terribles, yo ya he aprendido a disfrutar de los silencios incómodos, si nadie habla, que no hablen, yo mientras repaso mentalmente la lista de la compra, pero no me expongo como carnaza.

Para los que buscan “palabras que decir en la cena de Navidad” ¡jo, chicos! Seréis al menos medio jefes para que os toque decir unas palabras, ¿cómo habéis llegado hasta donde estáis? ¿Siempre le preguntáis a google sobre vuestro trabajo?

A los que han confesado abiertamente que estarán enfermos ese mismo día. Ir, si no teníais opción, yo tenía un problema gástrico y me comí mi arroz y me fui para allá, si estas muy malo te vas antes y punto.

Cenar antes de salir de casa, tendréis una tolerancia al alcohol más alta, y con ello menos posibilidades de hacer el ridículo y si vais a un sitio muy pijín, encima no se os pondrá tan mala leche por ver que os ha costado una pasta (en mi caso pagaba yo) y encima tenéis hambre, que luego se os van a subir más las copas.

Sobre el atuendo: Si va jefe supremo, como si fuera una boda. Si no va, ni tampoco jefe medio, y lo que más hay son jefecillos, más o menos currantes como vosotros, ni corbata ni vestidos demasiado recargados, este era mi caso y fui más o menos como al trabajo un día normal, pero con más chapa y pintura.

Y mi experiencia: Cené antes de salir de casa, no me emborraché y me quedé hasta la tercera copa creo, yo no pedí, pero creo que mis acompañantes iban por ahí.

Hable con mi jefa un ratillo y le declaré mi amor, ella se sorprendió, yo le dije que prefería su actitud antes que la de un ente con horchata en las venas y a ella le gustó, en el caso de mi jefa no pasa nada si dices tacos o dices lo que piensas, así que ahora la quiero más, y ella me ha cogido un ligero aprecio, porque no se lo esperaba y parece acordarse.

Así que muy bien, el año que viene me apunto otra vez, al final siempre van los mismos y no quiero hacer un grupo de una sola persona, tan habitual en mi profesión.

Espero que os sirva.

Saludines,
YoMisma

P.D.: Al señor que preguntaba por el precio del hipopótamo, ya sé que te has comprado uno, enhorabuena, cuánto comen, ni idea, pregúntale al veterinario, supongo que le habrás dado de alta y esas cosas, también te aconsejaría que le hicieras un seguro, para estar más tranquilos.

16 comentarios:

si, bwana dijo...

Lo de cenar antes de ir a la cena de Navidad es una estupenda idea. Así puede uno pasar del rancho que suele servirse.

Yopopolin dijo...

jajaja... yo prefiero no ir... pero claro no siempre se puede elegir!! xD

bsos

X dijo...

Yo es que como soy estudiante eterno de cenas de trabajo no sé nada, pero yo me apunto a un bombardeo, sobre todo cuando la gente no se conoce bien y se te brinda esa oportunidad. :P

alma máter dijo...

Habrá que imprimirse este post y tenerlo en cuenta para cuando llegue el acontecimiento (.. que ya queda poco...)

Un beso y buen finde!

M dijo...

Jajaja, yo también soy estudiante eterna, pero el año pasado por estas fechas estaba en un beca en una GranEmpresa y fui a la cena y no fue tan malo! Yo creo que la gente se queja un poco por gusto, nadie te dice que te tengas que emborrachar y quedar hasta las 7 de la mañana. Se trata de ir, hablar un rato, hacer vida social, y tirar para casa.

Laia... dijo...

Ves ves! Si hasta vas a repetir!

Yo este año he llegado al colmo del colmo. En mi GranYGlorisoDepartamento (yo no trabajo en un lugar de verdad, vivo en la vida universitaria permanente) naaaadie había dicho nada de montar ninguna cena de Navidad. Así que mandé un mail sonda-bomba ayer. Y se está apuntando gente que ni conozco. Creo que iremos todos menos el Jefe (que es quien, a mi parecer, debería haberse encargado de organizarla...)

Telilla dijo...

Yo este año no voy a la cena, me libro ^.^ mi excusa : esque hay clase al dia siguiente, y no quiero trasnochar...xDDD...sorprendentemente cuela =D

Daniel dijo...

Pufff, pues yo la tengo la semana próxima y, parece coña, esta tarde he quedado con unos amigos para que me aconsejen si quedarme a las copas o irme cagando leches... En la empresa nos llevamos bien entre los curritos pero hay tensiones hacia otras esferas y por diversos motivos por lo que, de aguantar el chaparrón y llegar a la hora alcohólica, hay que tener mucho tiento con quién tienes al lado pidiendo el siguiente cubatazo.

En fin, que no auguro una gran noche pero nunca se sabe...

Un besote.

Yo dijo...

Lo tomaré en cuenta que yo tengo cena la semana que viene.

un beso

Winnie0 dijo...

Yo es que las cenas y comidas las quiero "con los mios"..Besos

La Queli dijo...

Pues yo ya he tenido dos, una con compañeras y otra con ex-compañeras, y las dos estupendamente. Claro, tensiones siempre hay, que nos juntamos 35 mujeres, pero como yo iba a divertirme, me resbalaba lo que ocurria con las otras. Y como me apunto yo tambien a un bombardeo, me reuní con cinco excompañeras ( y amigas)y lo pasamos en grande.

Si vas con la idea de que no te vas a divertir, eso es lo que ocurre y si el ambiente está cargado, pues a casita cuando veas el peligro. Y quedas como Dior.

Inagotable dijo...

Yo también acabo de pasar por la comida (en mi caso) de empresa y difiere bastante, ya que el jefe-jefazo es el primero en ir con vaqueros, la comida no la pagamos nosotros y, como la gente tiene cosas que hacer, a las 18h ya estás de vuelta a casa.

yaves dijo...

siempre me he escabullido de la cena de empresa oficial y me iba con otra alternativa, es decir sin jefes, yo cenar con los compañeros sí pero ver al jefe no me ha apetecido nunca, ahora que me he ido por mi cuenta ya no creo que me avisen para la cena de empresa pues no formo parte, a saber

bess

Martha dijo...

Bueh...yo este año no he ido a ninguna de las tres que tenía. Y precisamente por eso. El caso es que yo trabajo para una empresa, pero estoy en la ofina de otra empresa filial y trabajo con estos para otro ente...vamos, que tenía 3cenas. Y, encima, dos de ellas eran este viernes pasado. Por no decidirme por una u otra, dije que no a las tres y puntoooo! Además, no tengo problemas con lo de hacer amigos...en mi ofi tengo un montón y ninguno se lo ha tomado a mal porque entendían la situación! ^^

Besicos!

S. dijo...

Voy a ir porque al final no se ha apuntado nadie jajajajajaja mi compi,mi jefe y yo que alegría qué alboroto otro perrito pilotooooooooo

Tanais dijo...

Eso tiene que ser un auténtico coñazo...aun no he ido a ninguna...y la verdad no me llama para nada la atención peeero tomaré tus consejos...