Ring-ring-ring.

El móvil. Mierda, ¿Dónde está el móvil?

Estaba claro que aquel inmenso bolso ofrecía más desventajas que ventajas desde hace mucho tiempo, parecía un agujero negro, absorbía con hambre voraz todo lo que se pusiera en su interior, y luego no había manera de encontrarlo, de todas maneras el móvil tenía sus recursos, chillaba como un loco por ser rescatado.

Miró la pantallita, Pelos, ¿qué hace llamando Pelos ahora?

Pelos es de ese tipo de personas a los que se le da el móvil simplemente por educación y que nunca llamas ni te llama, se supone que lo tienes por alguna emergencia, en el caso de que las tres o cuatro personas que hay antes que él en el orden de confianza, no contestarán o aparecieran, entonces se recurre a Pelos.

Ella para Pelos es exactamente igual.

Normalmente en esas circunstancias Ella se limita a silenciar el móvil y pasar a otra cosa, ni siquiera tiene que llamar más tarde, ni inventar una excusa sobre porque no cogió el móvil.

De todas maneras algo le inquieta, Pelos es bastante coherente, no llamaría si no fuera importante, nunca la ha llamado, y no cree que sea de las personas que llamen para nada.

Coge el teléfono.

Al otro lado un Pelos súper serio ni siquiera se molesta en justificar su llamada, ni preguntar si molesta, habla lento, como intentando masticar las palabras antes de escupirlas, empieza despacio, contando una historia, sobre la que ella no cree tener derecho a conocer detalles.

Cuenta que le ha llamado el hermano del ex de Ella, que Ex estaba en una Ciudad y había tenido un accidente, cuenta todo con detalles, como si a la misma vez él también estuviera siendo consciente de lo que estaba contando. Pelos es el mejor amigo de Ex.

Ex ha muerto. Cuelgan.

Y ella se fuerza a llorar, a intentar creer, en intentar masticar la noticia. Ex ha muerto. No lo concibe como real, sabe que es cierto, pero simplemente no lo cree. Ex ha muerto. No, no puede llorar porque no se lo cree, es tontería fingir.

Dentro de algunos meses, se dará cuenta de la importancia de aquel día, fue el día de su liberación, por muy triste que fuera, algo dentro de ella fue liberado, no tenía que volver a justificar que era buena persona, ante los ojos de un egoísta sin escrúpulos capaz de acusar a la persona que más quería de sus propias faltas. Aquel día perdió los grilletes. Rápido y eficaz.

Saludos,
YoMisma

14 comentarios:

Inagotable dijo...

Me resulta curioso que aun siendo el Ex mantuviese cierto peso en la conciencia de ella que le obligase a plantearse si era o no buena persona.

YoMisma dijo...

Sipy.

Algo así como cuando te acusan falsamente y te portas bien para que vean que se han equivacado en tu juicio.

Y si se hubiera dado cuenta de su equivocación (Ex)?

Saludines.

Coraline dijo...

Que bueno! El final és tan... genial. Me ha encantado!

Stanley Kowalski dijo...

Me gustó mucho, el final es de una veracidad absoluta. Muy bien escrito.


Te agradezco mucho el comentario que me dejaste.


BESOTES.

alma máter dijo...

Muy bueno!!! gran final!

Un beso.

Fiebre dijo...

Somos así.
Nos cuesta tasto liberarnos por nosotros mismos que estas cosas nos vienen genial. Y encima es algo que no se puede decir porque te tacharían de "sin escrúpulos".
Gran narración Tú Misma. Te superas.

Anna dijo...

Un escrito que podría tildarse de "políticamente incorrecto", pero para mí eso es lo que lo hace correcto, sincero y genial :)

bebita dijo...

Qué valiente escribir algo así en un mundo dominado por lo políticamente correcto.
Un besito

julia dijo...

Que bien escribes, un besazooo

X dijo...

Me ha encantado Pelos.

migue dijo...

yo casi siempre prefiero evitar noticias de gente que para mí forman parte del pasado enterrado....

sisi donnie darko, bastante fácil...tengo otra en el horno que creo que será algo más complicadilla (creo)...saludoss

Laia... dijo...

Aix, los Exs, que mal invento... (y qué buen texto!!)

Txispas dijo...

a veces la liberación llega del modo más imprevisto. Me alegro que te sientas libre ;)

ah! y cambia de bolso, jajaja

JChef (internet deconstruída) dijo...

Excelente final. Es triste pero en determinadas circunstancias esa es la única liberación posible.