El recuerdo es lo que te mantiene a mi lado.

La gente nace, la gente muere, y luego no hay nada.

Cuando ya no estás, no estás, y por lo tanto no puedes defenderte de acusaciones, ya tengan o no sentido, no puedes evitar en ningún momento que mancillen tu memoria, ni los puedes mirar con aquella mirada que nadie se atrevía a sostenerte.

No quedará nadie que defienda tu honor, que secunde tus opiniones y que apruebe tu forma de actuar.

Si quieres que esto no pase, búscate un aliado, que sea capaz de contar tu historia a las generaciones venideras, que te recuerde con amor y que no tema recordarte, que se le llene la cara de alegría y el corazón de orgullo cuando pronuncie tu nombre. Alguien que cuente tu historia, solo así serás inmortal, solo así podrás defenderte de los que no te quisieron, durante generaciones.

Tendrás que ser crítico, no todas las personas que dijeron quererte afrontarán la tarea de propagarte por los años, entiende que no es falta de amor, es falta de valor, y no se puede sancionar la falta de valentía de nadie. Habrá gente que te quiere a los que les resultará tan doloroso hablar de ti que no tendrán las agallas suficientes para contar tu historia, habrá gente que el hecho de recordarte les sumirá en una tristeza enorme y que tampoco hablarán.

Necesitarás un aliado, y es posible, que nunca sepas quién es mientras vivas.

Ojalá la hubieras identificado mientras vivías, ojalá hubiera alguna manera de que te enteraras ahora.

Esa persona me contó tu historia, empezó a contármela mucho antes de que te fueras de entre nosotros, me he criado con ella, y para mí, tu forma de ser forma parte de la mía, te quiero, te quiero desde siempre porque es el amor que me han inculcado, porque nadie puso en duda que me quisieras, y porque fue lo que se me transmitió.

La historia de tu vida, contada por un espectador anónimo, ha hecho que te conozca en esas partes que no pude al ser muy joven, esa parte de tu vida, que ya no se cuenta a cierta edad, pero que hay personas que no olvidan, me ha llevado a conocerte.

Y a reunir la fuerza suficiente para hacerte inmortal, una generación más, y por supuesto defenderte de los que te acusan de las mismas cosas que no se atrevieron a decirte mientras vivías, me quedo aquí en el espacio que dejaste, a tu lado, tomo el testigo de tu defensa y adopto, solo por esta causa, esa mirada tuya que nadie se atrevía a sostenerte.

Un Saludo,
YoMisma

15 comentarios:

migue dijo...

no entiendo mucho todo lo que dices, pero me inspira un valor: la lealtad

tengo una nueva adivinanza en mi blog, por si te apetece :)

saludo

Anna dijo...

Qué bonito YoMisma! Es una historia cruda, cierta... y preciosa :) Además, ahora has pasado la historia a otras personas, un modo más de perpetuarla.

Besos!!

Laia... dijo...

Hazlo eterno, cuéntanoslo con detalles...

si, bwana dijo...

Me parece un relato muy sentimental y muy bien escrito. Ojalá tenga yo a alguien que me defienda de esa manera.

Coraline dijo...

Que bonito! Tiene un aire tierno y al final se convierte en personal.

migue dijo...

mmm...va, pista: peli de hace igual un par de añitos, actor muuuy famoso y actriz no menos famosa, de hollywood...

Didac Udagoien dijo...

¿por qué no desaparecer?, sin más.

YoMisma dijo...

No puedo contar más, si quien no se tiene que enterar lo hiciera, mi dolor de cabeza sería eterno hasta su muerte, y aunque no es de blogs, no podría con ello. :)

Se que se me ha quedado muy tierno, pero no me salía de otra forma.

Y no tengo nada con la desaparición y ya está, solo es personal porque no me gusta que se metan, delante de mi, con alguien que quiero, despojandolo de cualquier buen sentimiento.

No voy a caer en el error de no conocer mi historia, y quien quiera retorcerla no encuentre impedimento.

Me cabrea mucho, cada vez que recuerdo la situación me pongo mala.

Saludines y besotes,
YoMisma

Como te lo digo dijo...

Uf que de sentimientos (tengo que la sensación) que hay en tus palabras amiga!
Yo no pretendo que me recuerden una vez muerta... me basta con que me quieran en vida. Igual es una filosofía cutre, pero a mi me resulta eficaz.¡Anda que no hay personas que se lamentan cuando la persona no esta ya! Las cosas hay que hacerlas en vida y demostrarlas tb.
Por supuesto, si existo en la memoria de alguien mejor que mejor. Pero porq me recuerden como algo bonito... si me van a recordar desde la tristeza o amargándose el dia..prefiero que me olviden ;)

Besotes

Claire dijo...

Unas palabras muy intensas y bonitas. Un abrazo.

La Queli dijo...

Es que cuando nos tocan a alguien querido y si esa persona ya no está, nos volvemos leonas furiosas.

El recuerdo de quien se fué queda en el corazon de los que le quisieron y de esa manera, uno nunca se va del todo.

X dijo...

Hasta que nos vayamos todos a la vez, claro. :(

Rebeca dijo...

las personas que se fueron siguen viviendo a través nuestro, en cada recuerdo vuelven como si en realidad no hubiera algo que nos separara, a veces queremos a gente que no conocimos por loq ue nos dijeron de ellos, a mí me pasa con unos tíos que murieron justo cuando yo estaba por nacer, siempre los he recordado con cariño y con la añoranza de no haberlos conocidos.
Por otro lado, al ser humano le encantaría ser recordado por siempre, yo creo que por eso se afana en plasmar en el arte su vida para que no suceda eso de: "nadie hablará de nosotros cuando estemos muertos"

oscar dijo...

Bastante especial, desnudas tus sentimientos en el último párrafo, me parece sublime, la verdad.

La Rizos dijo...

Es la primera vez que entro en tu blog y me ha gustado muchp esta entrada. No llego a comprenderlo todo, pero la esencia de este texto es tierna, pasional, melancólica y rabiosa. Y me encanta.
Volveré, si me lo permites :)