Relación.

Ella tiene una responsabilidad hacía Él, lo quiere, lo protege y no hay nada que le pueda faltar. Será capaz de levantarse a las tantas de la mañana, solo por abrirle la puerta o para ofrecerle un compañero para la lucha.

Él no ha querido a ningún otro humano como la quiere a Ella, siempre, esté donde esté, si escucha su llamada, correrá rápido a su encuentro.

Ambos concluyeron que no les gustaban las jaulas, por muy grandes que fueran. Él no podría vivir encerrado, no era vida, no al menos para él. Ella prefirió arriesgar su tranquilidad por evitarle un encierro. Preferiría mil veces esperarlo en la puerta de casa llamándolo para que volviera, que verlo encerrado y triste, día tras día.

Ella le despide desde la puerta cuando Él estima que no puede estar más tiempo sin salir, Él tarde o temprano siempre volverá, y si no lo hace, responderá a la llamada de Ella donde quiera que se encuentre.

Es la relación perfecta, la lealtad inquebrantable hacia Ella, la confianza absoluta de que Él siempre volverá a no ser que las cosas se tuerzan demasiado y sea totalmente imposible. El único sentimiento capaz de alejarte de alguien durante un tiempo y que te obliga a volver.

Si tiene problemas y se encuentra en apuros volverá para que Ella le cuide, y le ponga su platito de leche, con carne picada. Ella le regañará amigablemente, ya llevaba una semana fuera de casa y a estas alturas ya empezaba a estar preocupada en serio.

Trae arañazos en el lomo, parece ser que ha peleado con otro gato, es lo que tiene la época de celo, las calles se vuelven peligrosas.

Saludines,
YoMisma

17 comentarios:

maba dijo...

es lo malo de los gatos... el nuestro se fue en un celo.. y no volvio.. y aún ahora cuando veo a uno que se le parece lo llamo por si es él!!

besos

Winnie0 dijo...

Nadie quiere estar enjaulado...esa es la realidad....Pero es importante tener alguien a tu lado...Besos

Javi dijo...

Alguien dijo una vez que los gatos no obedecen a los amos, no defienden el hogar en el que viven, te abandonan por cualquier cosa más interesante, y son ladinos y egoístas... y todo eso es lo que les hace tan maravillosos.

Ah! y a los gatos no se les pone nombre.

Saludos.

Martha dijo...

Que chuloooooooo!! Me ha encantado! Jo, con la devoción que tengo yo por los gatos! Ainssss!

Precioso, nena...preciosoooo! ^^

julia dijo...

Uyyyy yo tuve un gato y sé lo que es nena...asi que paciencia, los gatos son así y ahí radica su encanto. Un besitoooo.

carmncitta dijo...

es que son animales que necesitan mucha libertad y luego mira lo que les pasa...

Mujer a los 30 y tantos dijo...

Es lo que tienen los felinos...pero son autónomos y vuelven cuando quieren. Sólo he tenido 1 gato en mi vida, en una época de celo se marchó como otras veces, pero no volvió....hay que estar preparado para todo.

SeñoraHermana dijo...

Sippp, esta vez te la has currado, jaja.

Por fin Él volvió anoche, pero se ha ido por la mañana... ojalá y termine esta época :(

Besillos.

Inagotable dijo...

Y pensar que es posible que no vuelva :S

Scarleth dijo...

eso es lealtad mutua...

M dijo...

Me encantan estas historias de amor "atípico"... =)

Fiebre dijo...

Siempre vuelven Tumisma.

Al menos los gatos que yo tuve.

Casteee dijo...

Lo felinos es que son muy suyos e independientes y cuando se le sube la livido no hay quien pueda con ellos...

Besitos

laquesigueaqui dijo...

Qué interesante!! En principio pensaba q estabas hablando de una pareja "humana", jeje.

yaves dijo...

me encantan los gaticos y muy buena la posible metáfora

bessetes

Chocolat Soul dijo...

Ish, yo es que soy más de perros... Hay gatos monísimos pero por lo general me gustan más bien poco... :(

No te da miedo que se vaya una semana??? Yo lo pasaría fatal, es que para estas cosas soy demasiado protectora, jeje!

paulana dijo...

Todos necesitamos nuestra libertad. Es maravilloso saber que alguien te espera cuando vuelves.

Besos