¡No te contesté!

Digamos que he sido muy tonta toda mi vida, y he tenido situaciones en las que me han puesto verde en mi propia cara y encima no he contestado, algunas de estas situaciones se me quedarán de fantasmas en la psique para siempre, así que ahora que ando más liada que la pata de un romano, voy a intentar hacer una pequeña sección de momentos en los que tenía al menos que haberme defendido, o incluso haber atacado, y lo único que hice fue sonreír y ponerme roja, que es lo que me pasa cuando contengo la ira.

MejorEnemiga y yo andando por la calle, en aquel entonces aún quería llamarla amiga, soy muy cabezona.

Nos encontramos a Altísima, era una compañera del colegio, de esto hacía como cuatro o cinco años.

MejorEnemiga: Hola Altísima.
Altísima: Hola chicas, cuanto tiempo, ¿cómo estáis? Jo! YoMisma, como has crecido ya están tan alta como yo.
YoMisma: Pues si, eso parece.
Altísima: MejorEnemiga, tu sigues como siempre.
MejorEnemiga: Si, y YoMisma tan tonta como siempre.
YoMisma: (Sonrisa de gilipollas y cara totalmente roja Ahhhh!!!)

Respuesta después de los años: No es tontería, es ser buena persona, cosa que tu no lograrás en tu p*** vida.

Ufff!

Saludines,
YoMisma

8 comentarios:

M. dijo...

Ahh!! miles de veces me ha pasado eso, miles!!! te quedas así sin saber qué decir porque como dice mi madre "si tuviera una boca prestada" le hubiera dicho esto, eso y aquello... pero como tienes tu boca, que nadie te presta la suya, callas y te quedas cortada. Al menos es mi caso, cortada cortadísima, y luego, hala!! a comportarte como si nada.

Besos!!

PD: lo mejor son esas respuestas que vienen luego a tu cabeza, por qué no salen en su momento???

si, bwana dijo...

A mi me ha sucedido muchas veces y es cierto que es algo que se queda en el subconsciente, como castigo por no haber contestado certeramente. Curioso, por cierto.

Winnie0 dijo...

La vida muchas veces se vuelve en contra de nuestros propios comentarios "estupidos" besos

Yopopolin dijo...

Pues ya sabes para la proxima... no hay que callarse nada!!

un besoo!

Javi dijo...

Esa historia me es tan familiar que por un instante he penasado que la había escrito yo. Lo curioso es que en el trabajo en el que estoy ahora he tenido que matar mi lado bueno y empático para convertirme en un hábil cabrón. Hay gente con la que la única manera de llevarse bien es llevándose mal.

Pero me desvío del tema.

Cierto, hay ocasiones en las que lo que no se dice permanece en nuestra cabeza como un escalofrío que recorre nuestro cuerpo cuando lo recordamos. El mío y más recurrente; con mi padre. Pero ahí sí que me desvío del tema.

Saludos.

X dijo...

Ni respuesta ni nada, hostia en toda la cara y a otra cosa. A buenas horas me va a llamar alguien a mí tonto... xD

Hormiga dijo...

ag! cuando te tragas la respuesta o no te sale luego te gustaria poder rebobinar y soltarlo, pero suele ser dificil reaccionar en esas situaciones! solo queda el consuelo de que la que es gilipollas lo será siempre, se lo hayas dicho tu o no a la cara!

Miss Poulain dijo...

ooooooooooooooooh, si yo me pusiera a pensar en esas contestaciones que no di :O
Buena forma de desahogo :O

Un beso