Divinizar

1. tr. Hacer o suponer divino a alguien o algo, o tributarle culto y honores divinos.
2. tr. Santificar, hacer sagrado algo.
3. tr. Ensalzar desmedidamente.

Esto es la definición exacta de lo que piensa el creyente de un ente superior, poseedor de la belleza absoluta y de la inteligencia. Superior a uno mismo y a todos los demás seres con los que comparte su existencia.

Ser único y majestuoso, solo comparable con los que proceden de la misma estirpe, la misma sangre. La perfección.

Todas sus decisiones serán sobre valoradas, su inteligencia no le permite la equivocación y cuando crees que se equivoca, lo que realmente pasa es que tu inteligencia es mucho menor que la suya, y lo que está sucediendo es que no llegas a entender la magnitud de sus palabras.

Nunca se interpela a un Dios, sus caminos son insondables, un Dios siempre tiene unas razones sobre las que no tiene nada que explicarte y sobre la que no tienes posibilidad de preguntar, te quedarás con suposiciones y elucubraciones sobre qué es lo que realmente quería expresar con sus palabras.

Si crees que te ha abandonado, si crees que se ha olvidado de ti, es que tu corazón no es lo suficientemente puro como para amarlo, porque tú al contrario que él, no eres capaz de tener una fe inquebrantable en él, como él la tiene en ti. Él es capaz de ignorarte durante décadas, solo para que sepas que eres capaz de sobrevivir, pero que lo que realmente quieres es estar bajo su protección, una protección que no llegas a palpar y que no ves, pero se supone que todo lo bueno que te pasa, es intercesión suya.

Lo malo, seguramente te lo mereces, tiene que escuchar muchas súplicas, de todo aquel que también cree en él, es un ser superior con un montón de responsabilidades, un montón de trabajo y una inteligencia tan amplia que no puede concentrarse en nimiedades como que tú necesites verlo o lo eches de menos.

Es tu Dios, lo defenderás con la muerte, nadie osa a profanar su memoria y su nombre, nadie jamás debería dudar de su palabra y de capacidad. Sus caminos son insondables.

Saludines,
YoMisma

P.D: Desde hoy me declaro ególatra, al menos tendré a mi Dios siempre a mano.

14 comentarios:

Coraline dijo...

Que bueno! És una gran solución!
Yo creo que no existe ningún dios, es una questión de lògica. Dios és perfecto y si es perfecto entonces nos da rabia... por tanto, no és perfecto. Aqui lo tenemos, Dios no existe.

M dijo...

Qué manera más estupenda de describir cualquier religión totalitaria... me ha encantado!

Un beso!

Javi dijo...

Coincido en que lo que has dicho define perfectamente cualquier religión (totalitaria o no). La religión es una empresa que te vende un producto con magníficas prestaciones pero si no te funciona, si no es lo que esperabas o si, pese a cumplir sus instrucciones de uso no te satisface, la culpa es tuya.

Inagotable dijo...

Como algo que leí una vez, que si Dios existe y puede intervenir en nuestra vida, es un cabrón por permitir tantas injusticias y si Dios existe pero no quiere intervenir, para qué tenerlo en cuenta.

Al final las cosas salen o no por uno mismo.

yaves dijo...

yo divinizo a mi churri :-)

besswetes

paulana dijo...

A veces he querido aferrarme a la existencia de un Dios para mantener la esperanza. Pero otras veces, he tenido claro que no puede existir, o a en caso de existir, es un Dios ciego y sordo que pasa de todo.

Besos!

M. dijo...

Buena reflexión, sí.

Chaoo!!

PD: y ahora me quedo reflexionando yo también.

Yopopolin dijo...

oye, muy bueno! No lo podrías haber descrito mejor, porque este es mas o menos mi pensamiento... :)

Chocolat Soul dijo...

Divino es el chocolate. La tortilla de patatas. El jamón ibérico. Eso es divino.

Divino sería que las religiones dejaran de matar a inocentes por poder, dejaran libertades, ayudaran a los pobres...

Divino, es uno mismo... Y quien diga que no, es que no nos conoce! ;)

si, bwana dijo...

Lo divino existe: ver a Jessica Biel.

alma máter dijo...

Buen post!!!..

Yo ultimamente es que no tengo tiempo ni de creer...

Un besote!!!

Yandros dijo...

El tema de la perfección es de mis favoritos. Si algo es perfecto en un sentido deja de serlo en otro y entonces el ser perfecto es una entelequia inasumible. No se puede ser perfecto en A y en No A.
Ya sé que está feo pero te linkeo al siguiente post:
http://torredelcaos.blogspot.com/2009/06/creencias.html
que creo resume más o menos mi opinión al respecto.

Un abrazo

X dijo...

Es exactamente como escribes, y el que crea en Dios de verdad no se avergonzará de reconocerlo. :-)

jado92mx dijo...

Me gusta tu forma de escribir, y el tema de la divinidad lo toco poco, suelo hundirme más en la inmortalidad, en la psicología, que en el tema directo del Dios, sea la religión que sea... Aún así, buen trabajo!

Saludos!

JaD!

PD: Gracias a Palomitas y Maiz pude llegar a tu blog ñ_ñ