Frase Leida por ahí (I)

Al final me estoy leyendo el libro de cómo sobrevivir a una madre.

No es que me sienta demasiado identificada, el autor es un hombre, y aunque me pese y me colgueis, tengo que admitir que he visto comportamientos diferentes de las madres si sus hijos son machos o son hembras, tal vez esto cambie cuando sean nuestros hijos, pero el estudio que he desarrollado es sobre los que hay fabricados ahora mismo, y las diferencias son abrumadoras.

Así que el escritor se queja de una madre que lo mima en exceso y lo protege hasta la saciedad, yo ya soy una igual frente a Madre y los mimos se perdieron hacen muchos años, bueno una igual tampoco, creo que soy la segunda al mando si ella falta, pero tengo esa posibilidad, que dadas las circunstancias, al final, yo esté al mando, creo que eso no pasaría con un hijo varón tal y como he estudiado los comportamientos.

Pero bueno, dejándo a un lado como son las madres de cada uno y como deberían ser, que conste que solo es una idea muy global y que también las hay totalmente coherentes sea cual sea el sexo de su hijo, os pongo la frase del librito que me ha encantado.

"La personalidad es esa parte del alma que resiste al asedio de una madre"

jijiji

Saludines y buen martes.
YoMisma

13 comentarios:

maba dijo...

pobre!! le digo eso a mi madre y la hundo!!! jajajaja

también depende del sexo de los hijos..me explico.. no es lo mismo si una madre tiene dos hijas, dos hijos, mezclados... yo creo que en este caso (el mío) la educación es más homogénea..sin distinción..excepto pro el hecho de que mi madre y yo ya somos más cómplices que otra cosa... aunque discutamos muchísimo; pero esto no creo que cambie

besos

S. dijo...

Mi madre siempre nos ha tratado diferentes,a mi hermanos les permitia no hacer la cama y a mi hermana y a mi tener que hacerlas,aun cuando estudiabamos y cuando empezamos a trabajar.Y los fines de semana eran de limpieza.Pero para nosotras claro.
Yo siempre he sido la rebelde,me negaba a limpiar el cuarto de mis hermanos.Ellos tambien tienen manos coña!

Winnie0 dijo...

Puedo asegurar que en una casa con 5 hermanos y 4 hermanas..todos currabamos..no había tiempo de miramientos..jaja Besos

CMQ dijo...

en fín, no se... la mía nos trataba (y sigue tratándonos) igual (no así mi padre): si yo puedo poner la mesa, mi hermano puede poner la mesa; si yo me hacía la cama, mi hermano se hacía la cama... Pero bueno, una madre es una madre y no hay que darle más vueltas. Es como el ciclo lunar o las mareas: inamovible. jajajajajaja

Martha dijo...

Ainssss...pobres madres! Con lo buenas que sooooon! Jo!

Besicos!

julia dijo...

Jajajajaja que gran frase jajaja, mejor no se lo digo a mi madre que se me pone a llorar jajaja

Inagotable dijo...

Vaya frase tan treméndamente cierta xD

Influye bastante la generación de la que provengan tus padres, la época en la que tuvieron sus hijos y la educación que posean, además de su propio carácter claro.

Yo dijo...

Ayyyyyyy mi madre no nos trataba igual los chicos eran lo chicos y se le permitía cosas y las chicas, las chicas se tenían que comportar, que luego se hablaban mal de ellas!


un saludo

Casteee dijo...

Yo he vivido y vivo en mis carnes comportamientos diferentes entre mi hermano (varón) y yo (mujer)...

Besos

X dijo...

Estoy de acuerdo, una madre nunca verá igual a una hija (que debe coger el testigo y poder ser una excelente esposa y ama de casa en el futuro xD) que a un hijo, que tiene que triunfar en la vida y encontrar una chica decente, limpia y trabajadora. Jajajaja, igual he exagerado un poco, está claro que ya no estamos en los 70, pero que algo de eso queda, innegable es. :-)

Scarleth dijo...

JAJAJAJA

eso es exactamente!

YoMisma dijo...

En casa somos dos hijas, pero siempre se lo he dicho a mi padre, que si SeñoraHermana fuera varón, habríamos discutido mucho más mi padre y yo, la suerte le dió hijos del mismo género, pero sé que ambos progenitores habrían tenido un trato de favor, tengo una certeza que menos mal no se ha confirmado :)

Saludines y buenos días
YoMisma

Tanais dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, tengo un hermano y si el dejaba el plato en la mesa después de comer no pasaba nada, si lo hacía yo si pasaba. Esperemos que esto no nos apse a las futuras generaciones de "madres", a mi desde luego que no.