Cena de Navidad.

Pues si, señoras y señores, en mi empresa ya se está moviendo este evento, por eso de no quedarnos sin sitio y tal dicen, caen cuatro gotas y empezamos a pensar en la Navidad, eso es motivación y lo demás es tontería. A demás de ser muy adelantado, es un problema porque con tanto tiempo es muy difícil no tener ese día en especial libre…Y ya no solo eso, es que encima ni siquiera la cena va a ser en esas fechas señaladas, por temas de encontrar sitio y tal, vamos a adelantarnos veintisiete días sobre el día de Navidad en cuestión.

Vamos que llamarlo Cena de Navidad es solo una excusa.

Yo no quiero ir, por ahora tengo amigos y compañeros de trabajo, y son dos grupos totalmente separados, dentro de compañeros de trabajo también se incluyen jefes, y no entiendo porque he de ir a tomarme una copa con mis jefes.

Soy una antisocial, no he ido a ninguna Cena de Navidad con jefes, normalmente quedo con los colegas si existen en la empresa, y si no pues nada, ya tengo bastantes eventos en estas fechas.

Lo que no sé es cuantas veces te puedes escaquear de este tipo de eventos, si voy a quedar muy como un bicho raro, o si en cierto modo me beneficiaría el hecho de ir. Hay que decir que por ahora he denegado o ignorado, una Cena de Navidad y un par de quedadas a tomar copas y otras tantas para ir de cervecitas, al ser correos a mucha gente, he escurrido el bulto sin mayores problemas.

¡Jo!, es que siempre se les están ocurriendo eventos.

El núcleo principal de la organización se basa en un jefe lejano y compañeros de mi alrededor, que salvo dos, con el resto solo intercambio un “hola y adiós” cortés, parece ser que para que mole más hay que invitar a un número altísimo de compañeros, así que al final siempre hay alguien que se acuerda de mi persona, y al cabo de un par de mails organizativos, termino estando en copia.

¿Cuantas veces se puede denegar una invitación sin parecer una borde de mierda?
¿Cómo de malo laboralmente hablando es ser una borde de mierda?

¿Qué por que dudo y no digo que no sin más? Porque tampoco quiero estar demasiado desplazada, luego no conozco los nombres de los compañeros ni nada y parece que soy la nueva en una empresa que llevo ya tres años, los colegas que realmente tenía se han ido, y con los que quedan no me he integrado.

I need help! Y consejos también.

Saludines,
YoMisma
P.D.: La secuela de este post aquí la Segunda Parte

16 comentarios:

molinos dijo...

NO vayas. No te apetece y no quieres ir. Si al final te rindes a la presión social y al " total, no pasa nada" te encontrarás en un sitio donde no quieres estar, con gente con la que no quieres estar, pensando " ya sabía yo que no tenía que venir, el año que viene no vengo".

Di simplemente en el próximo correo: " a mi estas cosas no me van, gracias". Y ya verás cómo la gente se lo toma bien y pasan a otra cosa.

Claire dijo...

Te digo lo mismo que molinos. Haz lo que tú quieras. Yo antes trabajaba en una pequeña empresa en la que había mal rollo. Eramos pocos y SIEMPRE fuí a las comidas de Navidad, muy en contra de mi voluntad. SIEMPRE menos un año. El año que no fuí, fue el único año que hice lo correcto. No hay obligación de ir a esas comidas o cenas, y vayas o no vayas, no va a pasar nada. A mí me costó decir que no íba, pero una vez lo dije... normalidad absoluta y yo más feliz que unas castañuelas. Besitos.

si, bwana dijo...

Mejor quedarse en cssa, comerse unos huevos fritos con papas y, de postre, un pastelito de nata como el que adorna este blog. Es lo que hago yo.

Anónimo dijo...

El equipo lleva la contraria: Ve a la cena.

Inagotable dijo...

Si paga la empresa genial, así puedes conocer un poco más a esa gente que desconoces y que igual son agradables, sino pasa olímpicamente que a nadie le debería molestar.

YoMisma dijo...

La empresa no paga, es como un rollo colegueo raro...

Lo de los huevos fritos me llama más la atención... :)

Creo que ya he estado muchas veces en sitios en los que pienso... "¿cómo se me ocurrió venir?" (la edad creo)

Es posible que no se lo tomen a mal, he estado hablandolo con un compañero y dice que normalmente al final van los 8 o 9 de siempre, los coleguillas...

Tengo un mes entero, aún...

Gracias ;)
YoMisma

La loca de los perros dijo...

Puedes decir, no sé si podré , así no te dan ruido hasta que llegue el último día de avisar y dices NO.

Daniel dijo...

Buf, vaya tema dificil.

Yo te diría como la mayoría y que no vayas.

Cuando te "imponen" algo como una cena de empresa (y lo de imponer lo digo porque si no vas pareces el raro) siempre lo haces a disgusto, en algún momento puede salir algo mal porque te pasas la noche entera intentando quedar bien con gente que, en el fondo, no te llevas bien... no con todos, digo.

Por otro lado es como algo obligado ya que, si no apareces, está mal visto socialmente y da la sensación que no estás cómoda en la empresa y no te quieres integrar o implicar más (lo cuál es una estupidez porque, si eres una buena curranta, lo uno no debería quitar lo otro).

Como digo, mi consejo sería que no fueras pero estaría siendo un poco falso. En mi gremio tienes que ir a todas y cada una de las celebraciones que se hacen ya sean estrenos, aniversarios o simples cumpleaños porque, como no lo hagas, te acaban tachando de cualquier cosa. Lo raro es que, los que aparecen en todos y cada uno de los "saraos" lamiendo el culo de los jefes, no sean considerados unos pelotas y unos trepas...

Qué cosas tiene la vida, ¿no?

Un besote.

S. dijo...

Odio ir a la cena de navidad.
Lo peor de lo peor es que va la mujer de mi jefe,el hermano y su mujer de mi jefe,además de la hija y su gran marido estupendo de la muerte alias maestro liendres.
No me preguntes porqué van.
Se adhieren como chupopteros o garrapatas infernales.
Creo que no soy muy adecuada a dar consejos de este tipo.
Yo si pudiera no iría.El año pasado iba a poner la escusa de haber cogido una gastroenteritis.Por cobarde fuí.
Y aún la estoy recordando aghhh

alma máter dijo...

¡¡Se abre la veda navideña!!!!! cenas, regalos ¡¡empache!!!...
Pues si no te apetece, no vayas...

Un beso!!

X dijo...

¿Tienes que decir que no? Es decir, ¿no puedes simplemente no ir y ya? Si no dices no, puede que no se den cuenta, o al menos no se notará tanto, y podrás seguir escaqueándote si es lo que realmente quieres. :P

Laia... dijo...

Yo discrepo totalmente. Creo que hay que ir a estas cosas. A la primera cena con los de mi curro fuí completamente obligada, con cero ganas. Con el tiempo, a unos cuantos acabé invitándoles a mi propio cumpleaños. Algunos ahora son amigos.

Puede que a ti no te pase, que sea un coñazo supremo y poco más. Pues cenas y te largas, pero el networking laboral es importante, muy importante.

Eso si, si al final resulta que no va ni el tato, y sigue sin aparecerte, no vayas ni por casualidad :)

PD: Mi padre me llamó el otro día para decirme que ya tenía mi regalo de navidad. Y eso que yo normalmente se lo pongo fácil y digo: "quiero esto". No sé si ponerme a temblar...

dintel dijo...

A mí tampoco me gustan las cenas de trabajo, más que nada porque lo que me apetecen son vacaciones

maba dijo...

pues no sé que decirte..

reconoozco que las cenas de empresa...si no se prueba el alcohol tienen gracia..

si se prueba el alcohol pueden ser peligrosísimas

besos

Lara dijo...

Sólo tú puedes decidir, si no quieres ir no vayas y punto. Los demás que piensen lo que quieran.

Yandros dijo...

Yo en la empresa en la que estaba antes iba a la cena-comida de navidad. Unas cuantas cervezas y a unirme con los cuatro reivindicativos de siempre, ese dia parece que había barra libre de críticas a la empresa asi que nos despachábamos a gusto. Luego fue perdiendo interés.
Yo de tí iría vestida de gótica y borracha como una cuba, asi te evitas que te inviten más años.
La empresa en la que estoy ahora es muy grande, para poder ir a la cena de navidad tenemos que desplazarnos asi que yo hablo con mi jefe y le digo que si no le importa que lo celebro aqui con los de la oficina.
Claro que aqui hay buen rollo no como cuenta Claire jajajaj