El Macho Alfa

Siempre lo habrá y siempre lo ha habido, lo puedes llamar como quieras si no te gusta este termino, pero el macho alfa existe, tanto para los animales como para nosotros, y sin él, la manada está perdida.

El macho alfa del que hablo murió hace un año, de vejez, de enfermedad, porque llegó su hora, fue un gran jefe, el mejor, de esos que los ves y sabes que siempre actúan con justicia, no creo que abusara de su poder, solo mantenía al resto de la manada en su sitio, daba cariño y lo recibía, pero prefería que no fuera demasiado obvio, al fin y al cabo la característica más importante de su carácter era la fortaleza, si era demasiado cariñoso se podría considerar debilidad.

No sé si alguna vez volveré a encontrar algo tan equilibrado respecto a la jefatura de mi pequeña manada, bien dicho nunca va a pasar, un año después de la muerte de nuestro gran jefe, la manada ha desaparecido, no queda nada, nadie pudo predecir que pasaría pero es cierto, todos han muerto.

Todo empezó despacio, después de toda una vida, los años empezaron a pasarle factura, y aunque tuvo los mejores tratos posibles, ya he dicho que recibió mucho amor, lo que no se puede parar es inevitable, y empezó a ser torpe en su andar, perdió mucho oído y por lo tanto ya no estaba en el centro de las decisiones, los que le habían respetado por su fuerza, los que le temían, en vez de entender que era la única forma de mantenerse como jefe, tomaron el control, mucho antes de que él desapareciera.

No fue algo deshonroso, y no hubo lucha, nuestro gran jefe en funciones no creía en el reinado por la fuerza, y su era fue la del amor, todas las criaturas eran responsables de sus actos y nadie era castigado ni recriminado por nada, a nuestro jefe se le podían mostrar todas las muestras de afecto que fueran necesarias y trataba a todo el mundo de la misma manera. Fue una época feliz, con más anécdotas y chistes que problemas.

Al final nuestro gran jefe y guerrero murió, y se le honró como a un rey. Nunca lo olvidaremos y se siguen mostrando hoy alabanzas hacia su nombre ¡Oh, Rocky!

El jefe en funciones se quedó con todas las responsabilidades y todo lo que había aprendido de su antecesor, se había criado desde pequeño con él, y sabía exactamente lo que había que hacer en un sin fin de situaciones, pero su mandato era el del amor.

La reina cayó enferma y también murió, y todos sus seguidores, dejaron de estar bajo su control, bajo sus ordenes, bajo ese poder silencioso que los atemorizaba y controlaba, los seguidores de nuestra amada reina no conocieron la estructura de mi manada, vivieron alejados de esta por las circunstancias y no entendieron el poder del gran jefe, solo eran controlados por nuestra reina, y la reina era una igual con nuestro jefe, pero con responsabilidades separadas, ahora los seguidores no veían como su sucesor a nuestro nuevo y amado mandatario.

Todo terminó.

Hubo una guerra, para la que nuestro amado rey no había sido preparado, no creía en la lucha, nunca lo hizo, nunca luchó, solo creía en el amor y en el respeto, era un igual en su manada, pero con el cargo de gran jefe. Un cargo para el que no siempre se puede estar de buenas, tuvo que quedarse de jefe supremo, sin una reina maravillosa como su madre, ni un rey con una mirada fuerte, como para intimidar a cualquiera que osara retarlo.

Luchó por su jerarquía, la primera vez y la última, no supo hacerlo, murió y recibió y recibirá todo el amor que dio a su manada, nada será igual sin él, ya no habrá risas, se acabó correr hasta tropezar y saltar como un loco. ¡Oh Neo, te echamos de menos!

Cuando nos enteramos de la tragedia, no hubo solución, solo se pudo llorar a nuestro amado y feliz rey, condenamos a los creadores de la revuelta, y aunque formaban parte de nuestra gran manada, ya solo quedaban ellos con la posibilidad de destruirla. Fue duro darlo todo por perdido, fue duro condenarlos. Fue duro, que después de tantos años, todo terminara en tan poco tiempo, y que fuera así.

Saludos,
YoMisma

1 comentarios:

Tom Angelriper dijo...

Un verdadero macho alfa sabe como acercarse a las mujeres y seducirlas, y cualquier hombre puede lograrlo, como lo hizo mi primo Esteban, el visitó esta web: esthalon.com/consejos_utiles01.htm y aprendió como ser un verdadero macho alfa.