Pi-pi-pi-pi-pi-pi-pi

- Pi-pi-pi-pi-pi-pi-pi
- Plas!

Lunes, otro lunes, un lunes menos. Uff, que pocas ganas.

Estela se despierta entre bostezos, intenta meditar dos minutos antes de levantarse y empezar un nuevo día, se gira y se encuentra con la espalda de su marido, es lo más peludo que encontró, y lo más calvo para su sorprendente juventud, pero la idolatra, o simplemente acata sus órdenes, que más da.

Entre sueños recuerda todos los especimenes humanos con los que estuvo y con los que le hubiera gustado estar, hubo un tiempo que chuleaba de ellos con sus compañeras de trabajo, pero todos eran unos c*br*n*s, es lo que hace la belleza, te hace confiado y altivo. Ella quería lo mejor, necesitaba la seguridad de alguien, y la tranquilidad de que sus deseos fueran ordenes, con un “niño guapo” nunca hubiera estado tranquila, nunca hubiera podido manejarlo, y con los tiempos que corren tampoco lo hubiera podido cazar en tan solo un par de años, ya estaban casados, todo había salido bien.

Es cierto que tenía la apariencia física de un científico de dibujos animados, con esa barba espesa y esa cabeza calva, todo no era mejorable, le hacía comprarse ropa aparente y le acosaba sobre mil productos cosméticos, pero se supone que de donde no hay no se puede sacar, que se le va a hacer.

Para sus padres fue un pequeño disgusto, lo fue desde el principio, ellos tenían otros planes para su pequeña princesita, ella solo podía tener lo mejor, ella tenía que casarse con alguien rico que la mantuviera entre algodones de la misma manera que ellos lo habían echo todo ese tiempo, aquel tipo no era merecedor ni siquiera de su compañía, y con aquellos genes, seguro que tenían los nietos más feos de todo el vecindario, al menos era un calzonazos, que los había dejado hacer y deshacer como habían querido en la boda, que acataba sin rechistar y que obedecía ciegamente a su hijita, solo hubiera faltado que se la hubieran robado.

Seguía en la cama, la montaña calva de pelos gruñó, mejor se levantaba antes de que se despertara del todo, tenía que preparar las cosas para el trabajo, y prefería no seguir pensando en aquello, hoy volvía de las vacaciones su compañero de mesa, llevaban viéndose a escondidas los últimos tres meses y desde que este tomó sus vacaciones con su esposa y sus tres hijos no habían encontrado tiempo para ellos.

Todo funcionaba a la perfección, les había prometido a sus padres, el mismo día de la boda que nunca tendrían unos nietos feos, y pensaba cumplirlo a pies juntillas, aunque los niños fueran rubios y con los ojos azules, la contraposición absoluta de su “padre” todo fin justifica los medios, y sus hijos nunca serían feos.

Saludos,
YoMisma

8 comentarios:

Capitán Clostridium dijo...

El diseño sin problemas. Me gusta, mucho más.

Mr.Celofan dijo...

¿ Y si fueran negros pero no feos ?

YoMisma dijo...

jaja

Creo que no puede ser, quedaría sobradamente evidenciada su falta, ella es perfecta, su matrimonio es perfecto, eso fastidiaría todo lo construido, habría gente que no creería la película que les muestra...

Saluditos,
YoMisma

Artabria dijo...

Menos mal que esto es solo un relato, pero hay mucha gente así y es demasiado triste........

Inagotable dijo...

Desgraciadamente él descubrió, más tarde por accidente, que era estéril de toda la vida y que sus 4 hijos rubios deberieron ser un milagro xDD

Fiebre dijo...

Me has sublevao hasta las entretelas.

A pesar de tomarte tus licencias poéticas, desgraciadamente conozco (y dentro de mis amistades tanto ellos como ellas) , a gente que dicen "se me pasa el arroz" y se pasan al "calvo" o a la "gordita" complacientes como último recurso para una pareja de familia de peli feliz.

Y no creas que estoy siendo melodramática, no.

Lo curioso es que ellos me lo llaman a mí cuando expongo que, o TODO o NADA y me dicen que tengo un problema de inmadurez.
Sólo que mi todo o nada, no tiene nada que ver con el físico, sino con formas de ver la vida...

No me hagas mucho caso, que llevo varias días más contestataria de lo que soy de por sí.

YoMisma dijo...

El problema es que en esta sección no es todo verdad, pero tampoco es mentira, es triste, y si, estoy de acuerdo contigo Fiebre, yo también soy de todo o nada, no veo mal que se quede con él, lo que me fastidia es que no lo tiene porque lo quiere a él, si no por lo que representa tener una vida con pareja o lo que ella entienda por tal...

Saludines,
YoMisma

Mi persona dijo...

Interesante!!!Eso pasa muchisimo...