Lo que me preocupa no es que me hayas mentido, sino que, de ahora en adelante, ya no podré creer en tí.
Friedrich Wilhelm Nietzsche
¿Puede haber algo más ridículo que la pretensión de que un hombre tenga derecho a matarme porque habita al otro lado del agua y su príncipe tiene una querella con el mío aunque yo no la tenga con él?
Blaise Pascal

1 comentarios:

Paula dijo...

Lo de Mafalda no viene a cuento, pero es que me apetecía :P