Contradicción.

Montaña es un compañero de curro, es un tipo tan fuerte, que cuando lo ves, dudas entre saltarlo o rodearlo, rechazas lo de saltarlo porque puede que se lo tome mal y te lleves una buena torta, tiene unas manazas que dan miedito.

Ves a Montaña por ahí, con el casco de la moto debajo del brazo y acojona, intentas no mirarle directamente a los ojos, no vaya a ser que se lo tome como algún tipo de amenaza, y también tratas de no correr, vamos, lo mismo que con el Tiranosaurus Rex.

Si tienes la posibilidad de hablar con Montaña se te cae la fachada en un momento, y mira que es grande, porque a parte de ser bonachón, su tema más problemático es cuantos líquidos retiene la lechuga y lo malo que son las grasas saturadas de los bollitos que acompañan indiscutiblemente mi café.

Se mete con mi dieta y me habla de verduritas, poca sal y dejar de fumar, el alcohol, por supuesto, ni probarlo.

Y digo yo… ¿para qué tener una imagen de guerrero si por dentro eres una Barbie más?
Saludines,
YoMisma

18 comentarios:

dina dijo...

Esa carácteristica de bonachón de la gente inmensa, debe ser un rollo de compensación de la madre naturaleza, que los ablanda por dentro para equilibrar la balanza

YoMisma dijo...

dina jaja
Muy bueno, si el caracter acompañara a la apariencia física estabamos pérdidos!
jaja

Saludines,
YoMisma

Casteee dijo...

Las apariencias engañan xD

Besos

Yo dijo...

Es que hay montañas a veces que son fácil escalarlas.

un besito

Jose dijo...

Vamos!! Encima que se preocupa por tu salud!!! :p

maba dijo...

contradicción en estado puro pero Dina tiene razón porque además es cierto.. como directamente proporcional.. cuánto más grande, más buena gente (en general) ...


besos

YoMisma dijo...

maba es que quitando a Padre no he conocido a gente tan grande, y pensaba que Padre era simpático porque me quería y tal... lo tendré en cuenta a partir de ahora :)

Saludines,
YoMisma

Kobal dijo...

No es el único que da esa impresión al principio. ¿Puede ser una forma de autodefensa?

YoMisma dijo...

Kobal pero defenderse de qué? si no nos atrevemos a respirarle encima!?

ajaja

No, supongo que por los pasillos todos llevamos cara de pocos amigos, si fueramos felices como Heidi poca gente nos tomaría en serio :)

Saludines,
YoMisma

M dijo...

A mí me encanta encontrarme con este tipo de contradicciones, me mola eso de que el interior sea tan diferente a lo que te esperas, como un libro con un título que no te llama la atención y luego está genial. Un beso!

angela dijo...

No siempre la aparencia es igual con caracter ,cada uno con su naturaleza....
saludos

Inagotable dijo...

Como todo el mundo que se relacionaba con él lo hacía de forma muy suave para no violentarlo debido a su potencial físico, le hizo pensar que así era como se comportaban las personas y así se quedó.

LoQueVen dijo...

Si es que luego nada es lo que parece.
Yo voy siempre por ahi con carita de niña buena, y luego soy un trasto que no te quiero ni contar. jaja

Dile al señor montaña que nos nos convence la ausencia del tabaco ni las cervecitas! Oiga!

Ladelmedio dijo...

Las montañas taambién tienen corazón...

Yopopolin dijo...

pienso lo mismo que Dina!!! siempre suele ocurrir... jeje

salu2

Yo no cuento nada dijo...

Ya lo han dicho por ahí pero las apariencias engañan, aunque otras veces...lo que ves es lo que es..

marcela dijo...

Yo misma tengo cara de mala y soy un pan de trigo candeal, así que la apariencia me la han dado para defenderme. Y no me sirve para ná.
Es también cierto eso de que un cuerpo grande encierra un enorme corazón. Por eso tiene Montaña ese tamaño.
Un beso

conxa dijo...

oti, ni yo misma lo hubiera expresado mejor jajajajja

que bueno jajajajja